Estados Unidos presentó este viernes un reclamo contra China en la Organización Mundial de Comercio (OMC), en el marco de un paquete de medidas comerciales anunciadas en la víspera por el presidente Donald Trump por el supuesto robo de propiedad intelectual por parte del país asiático.

Trump firmó el jueves un memorando que permite imponer aranceles por hasta 60,000 millones de dólares a importaciones de China, que entrará en vigor tras un período de consulta de 30 días.

La reclamación ante la OMC era esperada, ya que los aranceles dependen de una ley estadounidense que requiere una queja legal simultánea en el organismo comercial global.

China, que rechaza las acusaciones de Trump, aseguró que está dispuesta a tomar represalias contra las importaciones estadounidenses.

"China parece estar rompiendo las reglas de la OMC al impedir a los poseedores de patentes extranjeras, incluidas las compañías estadounidenses, derechos básicos de patentes para evitar que una entidad china use la tecnología tras el fin de un contrato de licencia", dijo la oficina del Representante Comercial en un comunicado.

"China parece estar rompiendo también las reglas de la OMC al imponer cláusulas contractuales adversas obligatorias que discriminan y son menos favorables para la tecnología extranjera importada", señaló.

Estas políticas interfieren con la capacidad de los propietarios de tecnología foránea de fijar cláusulas basadas en el mercado para las licencias y otros contratos relacionados con la tecnología, indicó.

El Ministerio de Comercio de China informó este viernes que el país planea medidas contra las importaciones desde Estados Unidos por hasta 3,000 millones de dólares para compensar los aranceles sobre los productos de acero y aluminio del gigante asiático.

erp