El presidente de la República, Enrique Peña Nieto, este miércoles dará el banderazo del inicio de operaciones de la Red Compartida.

El inicio de operaciones de la red compartida se dará a 10 días de que venza el plazo de Altán, consorcio encargado de desplegar y operar dicha red. 

Trascendió que el “banderazo” se adelantó debido “a que el despliegue va muy bien”.

En la primera etapa, que debería estar lista para el 31 de marzo del 2018, la red deberá cumplir con una cobertura de 30% de la población, unos 37 millones de habitantes, y 25% de los pueblos mágicos del país, unos 32 pueblos. 

En diciembre del año pasado, se dio a conocer que Altán requería de 2,700 sitios o antenas para dar cobertura a 30% de la población y hasta ese momento llevaban aproximadamente 2,500, por lo que se presumía que se rebasaría la cobertura establecida.

En tanto, se prevé una cobertura de al menos 50% de la población para el tercer aniversario del contrato, con la mitad de los Pueblos Mágicos; de 70 % de la población al cuarto año, que incluye tres cuartos de los Pueblos Mágicos del país.

En noviembre del 2016 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) adjudicó al consorcio Altán el proyecto para construir y operar en asociación público-privada la red mayorista en la banda de 700 MHz, luego de considerar solvente su propuesta económica.

El consorcio, quien quedó como único postor en el proceso tras la descalificación del consorcio Rivada, ofreció llegar a una cobertura poblacional de 92.2% hacia el séptimo año de operaciones del proyecto, 7 puntos porcentuales más del mínimo solicitado por la SCT en las bases de la licitación.

La red compartida es uno de los proyectos de telecomunicaciones más importantes de la actual administración y supone inversiones por cerca de 7,500 millones de dólares.