La petrolera italiana Ente Nazionale Idrocarburi (ENI) arrancó la primera producción comercial de un privado en aguas mexicanas, luego de que anunció el inicio de operaciones en el campo Miztón del bloque 1 (compuesto por los campos Amoca, Miztón y Teocalli), que le fue adjudicado en la segunda licitación de la Ronda Uno. Esta semana, espera llegar a 10,000 barriles diarios de crudo, que equivalen a casi la tercera parte de lo que todos los privados extraen de campos terrestres en el país.

La italiana informó a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) que el pasado 30 de junio inició la producción proveniente del Pozo Miztón-2DEL. Lo anterior, con un volumen estimado de 4,300 barriles diarios de petróleo y 3 millones de pies cúbicos de gas.

Sin embargo, detalló el regulador, el próximo 5 de julio el operador petrolero estará listo para operar una bomba de transferencia instalada en la Batería San Ramón, junto con los compresores de gas instalados en la Planta en Tierra propiedad de la italiana, por lo que, a partir ese momento, la producción podrá incrementarse de 8,000 a 10,000 barriles diarios, que es la capacidad máxima que irá de su Batería San Ramón a La Venta, Tabasco, desde donde comercializará los hidrocarburos.

De acuerdo con el plan presentado por el operador y aprobado por la CNH, para el desarrollo de los campos del Área 1 el contratista planteó una estrategia en dos fases, la primera consistirá en derivar de forma multifásica la producción a tierra hasta finales del 2020; posteriormente, la segunda fase iniciará en el 2021 con la instalación de una unidad flotante de producción, almacenamiento y descarga (Floating, Production, Storage and Offloading, FPSO, por su sigla en inglés).

Así, ENI prevé alcanzar 90,000 barriles diarios de crudo y 60 millones de pies cúbicos diarios de gas en su pico de producción a final del 2021, con 14 pozos productores operando; posteriormente, su programa de producción continuará con la perforación de ocho pozos productores adicionales en Miztón, además de seis en Amoca y dos en Tecoalli, con lo cual se dará la puesta en producción de dos plataformas adicionales, Tecoalli y Amoca en el 2024.

Cabe destacar que ENI México inicia producción a menos de dos años y medio posteriores a la perforación de su primer pozo en el Área 1. En el área adjudicada a ENI se estima una reserva total de hasta 2,100 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, de los cuales 90% es crudo, detalló la italiana a inversionistas en un comunicado a través de la Bolsa de Milán.

El Área 1 se localiza en Tabasco, en la Región Marina Sureste. Tiene una extensión de 67.2 kilómetros cuadrados. Para obtener el contrato, la italiana comprometió 83.7% de las utilidades que obtendrá por la comercialización de hidrocarburos para el Estado.

ENI es además operador de cinco contratos petroleros más en México, tres de ellos ubicados en aguas someras y uno más en aguas profundas, derivados de las licitaciones 2.1, 3.1 y 2.4.

Según el tablero de producción de petróleo del Centro Nacional de Información de Hidrocarburos de la CNH, al mes de mayo extrajeron petróleo en el país nueve empresas, que mediante actividades en 13 contratos lograron una producción conjunta de 32,422 barriles diarios de crudo, equivalentes a 1.9% de la extracción que realizó Petróleos Mexicanos.

Sin embargo, todos los contratos que reportan producción tanto de petróleo como de gas son producto de migraciones de contratos del régimen anterior, asociaciones con la petrolera del Estado que adjudicó la CNH mediante procesos de farmout, y las rondas 1.3 y 2.3, por lo que se ubican en campos terrestres al interior del país.

[email protected]