Duke Energy International (DEI), la mayor compañía de energía eléctrica de Estados Unidos, anunció la adquisición de la filial Iberoamericana de Energía Ibener S.A., del grupo CGE en Chile, que incluye activos de generación hidroeléctrica con una capacidad instalada de 140 megavatios (MW), por un total de 415 millones de dólares

"Chile es un mercado atractivo donde expandir nuestros negocios y estos activos constituyen una excelente incorporación a nuestras plantas existentes de generación hidroeléctrica, en América del Sur", dijo en un comunicado Andrea Bertone, presidente de Duke Energy International, subsidiaria de Duke Energy Corporation.

Como parte de esta transacción, DEI ha adquirido las dos centrales hidroeléctricas de Peuchén y Mampil, con una potencia máxima instalada de 140 MW. Las dos unidades hidroeléctricas utilizan el agua del Río Duqueco. La electricidad generada por estas dos estaciones es inyectada al Sistema Interconectado Central (SIC) en la barra Charrúa 220 Kv.

En un comunicado, la empresa informó que Citigroup y Banchile Citi actuaron como asesores de DEI en esta transacción que se canceló en efectivo, aseguró CGE.

Duke dijo que durante el primer trimestre del 2013, DEI espera cerrar un crédito garantizado con un grupo de bancos locales, por una suma cercana a la mitad del precio de compra.

"Continuaremos evaluando otros proyectos de crecimiento en países de Latinoamérica que, como Chile, tienen un fuerte potencial de desarrollo y un sistema regulatorio estable", agregó Bertone.

CAMPANARIO

Cabe recordar que en julio del 2012, la compañía ingresó al mercado chileno tras adquirir la Central Yungay (anteriormente conocida como Central Campanario), una planta de generación eléctrica con combustible petróleo diesel, y una capacidad instalada de 240 MW.

"La Compañía tiene planes de establecer una posición importante en el país. Nuestra capacidad máxima instalada en Chile ahora suma un total de 380 MW, de esta forma Chile pasa a ser el cuarto país de mayor generación de DEI, en Latinoamérica", agregó Mariana Schoua, Presidente de Duke Energy Argentina y Chile.

EFECTO EN CGE

En un hecho esencial, CGE dijo que los resultados de esta operación corresponde a una utilidad de impuestos de aproximadamente 117 millones de dólares.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica