El proyecto de Dragon Mart es ambiental y económicamente inviable para el país, ya que afectaría el Estado de Derecho, fomentaría la piratería y el dumping (fijación de precios predatorios), concluyeron especialistas, representantes de la Iniciativa Privada y políticos que acudieron a una mesa de análisis organizada en el Senado de la República.

Durante el Foro Los efectos ambientales y económicos de la instalación de Dragon Mart en Cancún, el director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), Luis Foncerrada, expuso que China tiene la mayor cantidad de demandas y quejas antidumping ante la Organización Mundial del Comercio, país que cuenta con una cuarta parte de quejas a nivel internacional.

Enfatizó que Dragon Mart se disfraza de inversión privada, pero en realidad es un Tratado de Libre Comercio y estos acuerdos no pueden entrar por la puerta trasera de nuestro país .

El gobierno del estado de Quintana Roo firmó un convenio en el que apoya al Dragon Mart con beneficios preferenciales que yo nunca había visto hacia una empresa mexicana: 100% en las contribuciones por el impuesto sobre nómina por un tiempo de hasta tres años a partir del 2013, afirmó.

Argumentó que si no se le otorga el permiso a este complejo se perderían aproximadamente 80 millones de dólares de inversión, cantidad similar a cualquier proyecto hotelero, con la diferencia de que entre empleos directos e indirectos el sector turístico ha demostrado un impacto extraordinariamente importante .

LAS VOCES EN CONTRA

En tanto, el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, afirmó que México está abierto a la competencia, pero este proyecto denota que es un negocio de vivales en el que está inmiscuido el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, y su antecesor, Félix González Canto.

(Esto) arranca como una suerte de negocio inmobiliario de unos cuantos, del Gobernador que se fue, del Gobernador que acaba de entrar y de otros socios que aparecen ahí, a la mejor como prestanombres. No queremos que eso suceda , dijo al abrir el foro organizado por la senadora perredista Iris Vianey Mendoza y en el que también estuvo el alcalde de Benito Juárez (Cancún), Julián Ricalde.

El perredista consideró que los chinos que lleguen a Cancún tendrían una especie de autonomía o autorregulación y autogobierno , y la falta de información promueve la especulación de que podríamos estar ante un fenómeno que no se trata de negocios, sino algo más poderoso .

YA HA SIDO SANCIONADO EN DUBAI

Mientras que Sergio López de la Cerda, presidente del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido, opinó que el proyecto claramente promueve productos chinos y no mexicanos, y denota el riesgo para la industria nacional porque la competencia ilegal asiática afectaría gravemente a México.

Somos muy competitivos como industria del vestido para participar en el mercado internacional con industrias de cualquier país del mundo, pero sí manifiesto la inconformidad de intentar o querer competir contra estados, contra gobiernos, eso es una historia diferente , exclamó al referir que el gobierno chino fomenta las exportaciones con subsidios.

Destacó que el complejo de Dragon Mart en Dubai fue negativo para ese país y muestra de ello son las sanciones y decomisos a la mercancía por violación a los derechos de propiedad intelectual de Dubai, además se han incautado 2,500 productos falsificados, ha habido multas para 113 establecimientos o tiendas y se han destruido más de 433,000 productos falsificados.

El coordinador de los senadores perredistas, Miguel Barbosa, dijo que no son enemigos de la inversión privada extranjera, pero la llegada de estos capitales no debe implicar la ruina para los empresarios mexicanos.

FUE UN FORO TENDENCIOSO: DRAGON MART

Crearán comisión de seguimiento

Esta semana, la bancada del PRD en el Senado someterá a aprobación un nuevo punto de acuerdo para crear una comisión especial que dé seguimiento al proyecto Dragon Mart en Cancún, informó la senadora Iris Mendoza Mendoza.

Esta iniciativa, abundó, también considera la exigencia al gobierno federal de atraer el caso, a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Secretaría de Economía, para que los impulsores del proyecto informen claramente sobre los detalles del mismo, además de solicitar la intervención de la Comisión Federal de Competencia (CFC) para evaluar el impacto en la economía nacional.

Estas resoluciones fueron parte de lo expuesto durante el Foro Los efectos ambientales y económicos de la instalación de Dragon Mart en México .

Presente en el evento, el alcalde de Benito Juárez, Julián Ricalde, dijo que todo se reduce a si el municipio da o no los permisos de construcción para este megaproyecto, el cual prevé la ocupación de 46 hectáreas para un centro comercial con 3,040 locales, 28 hectáreas para la construcción de 722 viviendas y 66 hectáreas para bodegas de mercancía.

Así, expresó, no se puede dejar solo al municipio en esta decisión y calificó a la postura de la Secretaría de Economía en el tema poco concreta , por lo que consideró positiva la iniciativa de incluir a la Federación. De esta forma, aseguró, el debate está abierto y la alcaldía no tomará ninguna resolución sin escuchar a todas las voces.

TENDENCIOSO, DICE DRAGON MART

En tanto, en un comunicado, Dragon Mart Cancún calificó el foro de análisis como tendencioso y lamentó no haber sido convocado para exponer los alcances del proyecto.

Somos los primeros interesados en que nuestro proyecto se analice en foros y paneles pero que sean serios y objetivos. Refrendamos nuestro compromiso de presentar y dar la información que se solicite , expresó Juan Carlos López, director del proyecto.

Asimismo, expuso que el tema se ha politizado y por intereses particulares y por personas que se oponen al proyecto sin brindar argumentaciones sólidas.

estados@eleconomista.com.mx