El arribo de visitantes foráneos, la mayoría por vía aérea, permitió que en los primeros seis meses del año la captación de divisas por ese rubro tuviera un crecimiento no visto desde el 2014. Asimismo, el gasto medio de cada turista creció.