La Asociación de Distribuidores de Gas licuado de petróleo (LP) (ADG) se prepara para arrancar la libre importación a partir del 1 de enero de 2016, por lo que dejará de ser asociación únicamente de distribuidores para convertirse en empresa del midstream de gas LP, incluyendo a comercializadores, transportistas y algunas de las filiales de los cuatro grupos en Centroamérica y Estados Unidos.

Luis Landeros, presidente de la ADG detalló en una reunión con medios que la asociación, cuyos socios comercializan cerca de 45% de las ventas totales del energético en el país, ya se encuentra en pláticas para integrar a firmas interesadas en actividades ajenas a la distribución, mismas que se encuentran en otros países, con lo que la organización cambiará su nombre por ADG Internacional.

Según Landeros, entre los cuatro grupos que conforman la asociación: Soni, Tomza, Global Gas y Nieto, han realizado inversiones por más de 900 millones de dólares en los últimos años, en espera del arranque de la libre importación con la cual pretenden traer el gas al país hasta cubrir el 35% de las importaciones que hoy cubren la demanda.

Estas empresas, que actualmente realizan importación de gas a nombre y cuenta de Petróleos Mexicanos (Pemex) tienen nueve terminales marítimas y terrestres con un costo conjunto de al menos 135 millones de dólares, además de por lo menos seis barcos por los que han invertido unos 600 millones más y el ducto Tuxpan-Tula, cuya colocación costó 200 millones de dólares y en el cual cuentan con el derecho de vía de los 250 kilómetros que recorre.

En 2016 se cristalizará mucho de lo que llevamos en el tintero por años, para nosotros la libre importación, a precio del mercado Mont Belvieu, de Estados Unidos, es prácticamente una liberación del mercado , aseguró.

En espera de la directiva

Aunque la Comisión Reguladora de Energía (CRE) establece los precios de venta de primera mano entre el vendedor, que es Pemex, y los distribuidores, el precio al consumidor se establece mediante un decreto mensual de la Secretaría de Hacienda, actividad estipulada en la directiva de precios que durante 12 años ha realizado sus propios cálculos y que el 1 de enero del 2016 finalmente entrará en vigor dándole a la CRE la facultad de establecer precios tope y permitiendo que los distribuidores amplíen sus márgenes e incluso puedan trasladar los ahorros a los consumidores.

Para la ADG, la entrada en vigor de esta directiva y la derogación de facto del decreto del Ejecutivo será fundamental rumbo al arranque del libre mercado en 2017, aunque por lo pronto, a partir del próximo año, Pemex competirá con 70% de las ventas de primera mano en condiciones iguales que los distribuidores que importarán a precio spot, lo cual puede traer reducciones en el precio de primera mano de hasta 30 por ciento.

[email protected]

mfh