Con una inversión de 403 millones de pesos se construyó el Distribuidor Vial Palmira, con lo cual se resolvió la problemática vial de la carretera México-Cuernavaca-Acapulco, al separar el tránsito de largo itinerario del local.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) detalló que además se mejoró el flujo vehicular, las condiciones de operación y seguridad de los usuarios y se eliminaron los cuellos de botella a lo largo de la ruta.

En un comunicado, precisó que esta obra está ubicada en el kilómetro 94+200 del Libramiento Cuernavaca-Chilpancingo, y tiene una longitud de 1.4 kilómetros y 22 metros de ancho.

Detalló que para construirla se realizaron trabajos de terracerías, estructuras, drenaje, pavimentos, obras complementarias y señalamiento; además, cuenta con una cimentación profunda de 200 pilotes, 53 columnas, 22 claros y 262 trabes.

La Secretaría explicó que esta construcción facilita el tránsito de 104 mil vehículos diarios en beneficio de un millón 535 mil 267 habitantes, y se supera la velocidad de 50 kilómetros por hora para alcanzar los 90 kilómetros por hora, con lo cual se disminuye 30 minutos el tiempo de traslado.

rarl