El Congreso del Trabajo (CT) se convirtió en el centro de discordia entre líderes sindicales, por un lado Carlos Aceves del Olmo, dirigente de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), acusando a Víctor Flores Morales de adueñarse por años de esa central obrera, y por el otro, Pedro Haces de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), quien ha dado todo su apoyo al líder ferrocarrilero, señalando a Aceves del Olmo como el gran promotor de los contratos de protección en el país.

Todo sucedió en el marco del parlamento abierto del Senado de la República en donde se analizan los temas pendientes en materia laboral. En su calidad de presidente de los trabajos de la mesa la “Libre sindicalización y negociación colectiva”, Aceves del Olmo acusó a Flores de aliarse con el dirigente de la CATEM para disminuir la presencia de la CTM.

Tanto Aceves del Olmo como Flores, han estado por tres periodos como presidente y vicepresiendente del Congreso del Trabajo, sin que hubiera fuertes diferencias como las que tienen recientemente con el surgimiento del nuevo sindicalismo que encabeza Pedro Haces en la CATEM y quien pretende tomar el liderazgo del sector obrero.

Ante las caras de asombro de otros dirigentes sindicales, de representantes patronales y senadores; Aceves del Olmo declaró que Flores trae fuertes conflictos con los trabajadores y evidenció que junto con Pedro Haces, tiene graves problemas con las viudas del gremio ferrocarrilero a quienes adeudan más de 15,000 millones de pesos.

Entre gritos de los seguidores del líder ferrocarrilero, que pedían se diera continuidad a los oradores del parlamento abierto, Aceves del Olmo pidió que no se incorporara en el diario de los debates su intervención, como tampoco se incorporara las peticiones de Flores en el documento que entregó a los legisladores y mostrando el documento dijo que “no dice nada, se lo hizo alguien que sí sabe escribir”.

En su defensa, Flores dijo que ese no era el momento de discutir temas internos del Congreso del Trabajo y sostuvo que no faltó a nadie el respeto y que esperaba una disculpa pública. Hasta el curul en donde estaba sentado el líder ferrocarrilero se acercó la hija de Aceves del Olmo quien se disculpó por el hecho.

En entrevista Pedro Haces declaró que no tienen conflicto con ningún dirigente, ni tiene afán por que desaparezca la CTM; “tiene gente muy valiosa y liderazgos importantes; más bien quien se tiene que ir es Aceves del Olmo que tanto ha dañado a la central obrera que va en picada, por qué él es el gran promotor de los contratos de protección en el país”.

“La CTM hoy es una confederación que ni siquiera tiene el 5% de lo que tuvo en sus grandes tiempos; la está matando Aceves del Olmo que se aferra a la silla. Y la CATEM es la más grande organización que representa a millones de trabajadores”.

erp