Entre el 2015 y el 2017 la tasa de trabajo infantil en el país disminuyó 1.4 puntos porcentuales; pasó de 12.4 a 11%; por lo que en esta condición se encuentran 3.2 millones de menores entre cinco y 17 años, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con el informe emitido por el Inegi, de 11% de niños, niñas y adolescentes que trabajaron, 62.7 % son hombres y 37.3% mujeres. Asimismo, indicó que de esta población, 6.4% realizó sólo alguna ocupación no permitida, 4% se dedicó a realizar quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas y 0.7% combinó ambas formas de trabajo.

Datos del Módulo del Trabajo Infantil en el 2017, reportaron que el estado de Nayarit es el que presentó la mayor tasa de trabajo infantil con 19.7%, mientras que en Querétaro se observó la más baja con 5.3 por ciento.

Cabe destacar que la tasa de ocupación infantil en actividades económicas no permitidas descendió de 11.5 a 7.1% entre el 2007 y el 2017. En el mismo periodo, la ocupación no permitida de cinco a 14 años disminuyó de 6.9 a 3.6 por ciento.

Por otra parte, la secretaría del Trabajo y Previsión Social entregó el distintivo México sin Trabajo Infantil a 107 empresas que realizan acciones para erradicar y proteger a adolescentes trabajadores en edad permitida.

Al respecto, el titular del Trabajo, Roberto Campa Cifrián, aseguró que “obtener el distintivo no es fácil. Las empresas que desean obtenerlo deben proteger los derechos de las hijas y los hijos de sus trabajadores y tener una política de cero tolerancia al trabajo infantil”.

Agregó que en cooperación con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe y la Organización Internacional del Trabajo se elaboró un Modelo de Identificación de Riesgo de Trabajo Infantil en México, el cual se entregará a las entidades federativas para que con estas fichas se focalicen las acciones de prevención.

Agregó que trabajan particularmente con las entidades más sensibles “como es el trabajo en el campo, los jornaleros. Estamos trabajando con una estrategia nacional en donde están involucrados todos los estados de la República para fortalecer las tareas de inspección y para sancionar a aquellas empresas que no cumplan”.

pmartinez@eleconomista.com.mx