Dish negó haber haya modificado las tarifas al público como resultado de la reforma Constitucional y de la retransmisión gratuita de señales abiertas.

A través de un comunicado, Dish explicó que en enero del 2013 presentó ante la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) una solicitud de registro de modificación de tarifas, antes de que si quiera se conociera la iniciativa de reforma constitucional.

Nuestros 2.5 millones de suscriptores, en total casi 10 millones de televidentes, disfrutan de la programación de televisión abierta de manera gratuita como lo ordena la Constitución , afirmó.

El miércoles pasado, Televisión Azteca acusó a Dish de lucrar de manera ilegal con la retransmisión de señales y de haber incrementado las tarifas a sus usuarios a partir de ésta.

Al respecto, Dish dijo que no solamente está cumpliendo con la Constitución, sino también con su propio título de concesión en el que consta literalmente la obligación de retransmitir las señales abiertas radiodifundidas.

apr