La presidenta de la petrolera brasileña Petrobras, Maria das Graças Foster, y cinco directores de la firma renunciaron a sus cargos y nuevos ejecutivos serán designados el viernes, informó la empresa en un comunicado este miércoles.

El anuncio se produce en medio de las investigaciones de un escándalo de corrupción que ha salpicado a la compañía.

El consejo de directores de la firma se reunirá el viernes para elegir a un nuevo equipo que reemplace a la presidenta ejecutiva Maria das Graças Foster y a los otros directores, dijo Petrobras en un comunicado.

Las noticias impulsaron 6% las acciones de la firma en la bolsa de Sao Paulo durante las primeras operaciones, extendiendo un alza del 15% del martes que comenzó con reportes de que la presidenta brasileña Dilma Rousseff había decidido sacar a Foster de su cargo.

Los inversores han estado apostando a que un nuevo liderazgo ayudará a restaurar la credibilidad de la compañía sacudida por un escándalo de corrupción , que incremente la producción y las ganancias.

La presión ha estado aumentando sobre Rousseff para que termine con la corrupción en Petrobras, cuya reputación sufrió por el arresto y testimonio de tres ejecutivos de alto rango y de otras 30 personas, incluidos ejecutivos de importantes proveedores.

La policía ha dicho que destapó un esquema de arreglo de precios y sobornos que supuestamente benefició al Partido de los Trabajadores de Rousseff y a otras agrupaciones políticas.

Según las autoridades, el esquema desvió al menos 3,700 millones de dólares de las arcas de Petrobras, aunque la cifra podría superar los 28,000 millones de dólares.

La semana pasada, Petrobras dijo que la corrupción hizo que el valor de los activos de la empresa cayera en 61,400 millones de reales (22,700 millones de dólares), entre los que se incluyen refinerías y plataformas petroleras, pero se rehusó a considerar el cargo en sus resultados.

erp