Londres.- El presidente ejecutivo de EADS, Tom Enders, y su contraparte de BAE Systems, Ian King, se han volcado en una ofensiva para convencer a los inversores de que respalden una fusión de 48,000 millones de dólares para crear a un gigante global aeroespacial y de defensa.

"No entren en pánico" ha sido el mensaje de ambos después de que las acciones de las dos compañías cayeran el jueves, con inversores cuestionando la lógica de combinar las empresas.

En teleconferencias con la gerencia de BAE y EADS, varios importantes inversionistas expresaron su inquietud por la falta de detalles sobre ahorros de costos, involucramiento político en un grupo combinado y, lo que es más crucial, su política de dividendos a largo plazo.

"Lo que los inversores quieren son más detalles sobre la política de dividendos, especialmente porque BAE les ha entregado altos retornos a través de los años", afirmó una fuente cercana a las conversaciones.

"También quieren más detalles sobre de dónde provendrán las sinergías y cuán grandes serán", añadió.

El hecho de que se hayan filtrado conversaciones sobre una fusión previamente esta semana, lo que provocó que las compañías emitieran un comunicado apresurado, impidió que contaran la historia completa a los accionistas, según la misma fuente.

Aunque están bajo presión de los inversionistas para que elaboren un plan de fusión completo, eso primero necesitará de la aprobación de los gobiernos. Mientras tanto, las estrictas reglas de fusión de Gran Bretaña limitan lo que puedan decir para tranquilizar a los inversores en privado, sostuvo una segunda fuente cercana a las conversaciones.

El compromiso para dar a los accionistas de EADS 200 millones de libras esterlinas (320 millones de dólares) como dividendo especial debería ser visto como una señal de que la futura política de dividendos del grupo combinado estará en línea con la de BAE, afirmó la fuente.

"Los accionistas se verán positivamente sorprendidos", manifestó.

COTIZACION BURSATIL

King de BAE ha llamado a la calma a los inversores y también ha prometido "sorpresas positivas" del acuerdo propuesto.

Enders de EADS ha replicado el mensaje de que un grupo combinado podría absorber los altibajos cíclicos en los mercados globales de defensa y aeroespaciales.

En este momento, la unidad fabricante de aviones Airbus de EADS está en alza, respaldada por órdenes de países emergentes y Asia. BAE, sin embargo, se prepara para más recortes en presupuestos de defensa en Estados Unidos y Gran Bretaña.

Algunos accionistas de EADS, que gozan de los beneficios de la inversión en Airbus, están molestos de que las ganancias puedan ser compartidas con accionistas de BAE, que está expuesta a presupuestos gubernamentales de defensa y con prospectos limitados de crecimiento a corto plazo.

El complejo acuerdo de seguridad que tiene BAE con Estados Unidos por su trabajo en programas gubernamentales sensibles probablemente eche por tierra el acuerdo de todas formas, dijo Klaus Kaldemorgen, administrador de fondos en DWS Investments, el duodécimo mayor accionista de EADS.

"Estados Unidos es muy cuidadoso a la hora de escoger a sus contratistas de defensa. Con la fusión, un abastecedor británico se convertirá en uno europeo. Eso es algo diferente", comentó.

Las acciones de EADS y BAE, que cerraron con bajas del 10.1 y del 7.3%, respectivamente, el jueves, subían durante los negocios de la mañana del viernes.

BAE y EADS acciones