El pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó la Secretaría de Energía y a Petróleos Mexicanos (Pemex) a suspender las medidas anunciadas de cortar el suministro de gasolinas y diesel a las estaciones de servicio que, al próximo día 31, no hayan suscrito contratos de venta de primera mano.

De acuerdo con Arturo Zamora (PRI), promovente del llamado que se aprobó por unanimidad, las autoridades deben otorgar un nuevo plazo para la suscripción de contratos a fin de evitar el grave riesgo de desabasto de combustibles a escala nacional, y el efecto negativo que representaría para el desarrollo de las actividades económicas de toda índole, afectando las finanzas públicas del país.

Las estaciones de servicio están en inminente peligro de que Pemex deje de suministrarles gasolinas Magna y Premium, así como diesel, pese a que tienen suscritos contratos de franquicia y suministro con Pemex-Refinación. Tales obligaciones de orden mercantil se encuentran en vigencia, toda vez que su duración es de 15 años, plazo que a la fecha no ha concurrido’’, precisó el jalisciense.

En entrevista, Pablo González Córdova, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), explicó que los empresarios del ramo se han negado a firmar el nuevo contrato porque lo perciben como un instrumento privatizador de la cadena productiva del petróleo en el proceso de almacenamiento, transporte y distribución de gasolinas y diesel, que contraviene el artículo 27 constitucional.

[email protected]