La Suprema Corte de Justicia eliminó la facultad otorgada desde el 2017 a Petróleos Mexicanos o cualquier otra empresa para incrementar de 5.8 a 10% el contenido de etanol en las gasolinas, al otorgar el amparo a grupos ambientalistas para suspender los efectos de la Norma Oficial Mexicana 016-CRE-2016 sobre calidad de los petrolíferos.

Con cuatro votos contra uno, la Segunda Sala de la Corte concedió este amparo contra los cambios aplicados por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) desde junio del 2017, mismos que permitieron incrementar el etanol en las gasolinas hasta en 10%, con excepción de las zonas metropolitanas de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

El amparo fue concedido al excandidato presidencial Gabriel Quadri, pero al tratarse de una norma general se extenderá para anular por completo los efectos de la norma para que sea sometida a consulta pública, luego de que se le concedió una exención de impacto regulatorio en la Comisión Federal de Mejora Regulatoria.

En tanto, la Corte acordó dar un plazo de 180 días, durante los cuales se podrá seguir produciendo y comercializando gasolina con etanol a 10% sin que se ejerzan sanciones sobre los expendedores, pero al concluir este plazo, se aplicará de nueva cuenta el tope de 5.8% de etanol para todo el país y la CRE deberá iniciar con las verificaciones para que se cumpla esta norma mientras arranca el proceso de consulta y mejora regulatoria para otra vez intentar modificar la NOM 016.

En la sentencia de la Corte, presentada por el ministro Alberto Pérez Dayán, se argumentaron las implicaciones ambientales de las modificaciones que a decir de los magistrados debieron ser sometidas a un proceso previo de mejora regulatoria, para no caer en una aplicación unilateral de la CRE.

“Los beneficios puramente económicos que, en su caso, pueda generar el incremento del porcentaje de etanol en las gasolinas, como oxigenante, deben ser ponderados y confrontados contra los potenciales riesgos que ello podría deparar al medio ambiente y las obligaciones estatales de reducir las llamadas emisiones de gases invernadero y por tanto, combatir el fenómeno del cambio climático”, estableció el fallo.

En tanto, la bancada perredista de la Cámara de Diputados, representada por Mónica Almeida López, interpuso un punto de acuerdo solicitando al presidente de la Comisión Reguladora de Energía para que, con base en el Informe del Instituto Mexicano del Petróleo denominado “Evaluación de gasolina E10 en automotores”, se realice la modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016, a efecto de permitir el uso de etanol desde 10% en las áreas metropolitanas de valle de México, Guadalajara y Monterrey.

Entre los detractores a esta norma se encuentran organizaciones como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, El Poder del Consumidor, Greenpeace, Transita Seguro y el Instituto Mexicano para la Competitividad, que aseguraron que luego de las pruebas anteriores se demostró que el uso de etanol en las gasolinas incrementa de manera importante los niveles de ozono y partículas suspendidas.

Por su parte, organizaciones productoras de etanol a partir de cosechas como el US Grains Council y Growth Energy, del país vecino del norte, aseguraron que la decisión movería a México hacia estándares globales en el uso de recursos energéticos renovables y sostenibles.

[email protected]