El pleno de la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley Federal de Competencia Económica, que endurecen las sanciones a las empresas que incurren en prácticas monopólicas.

Durante la sesión ordinaria en San Lázaro, se aprobó con 386 votos a favor, 15 en contra y dos abstenciones, las reformas que incluyen también al Código Penal Federal, al Código Fiscal de la Federación y la Ley Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

"La ley se reforma poniéndole multas muchísimo más importantes para persuadir el comportamiento de los agentes en la distorsión de los mercados subiéndolas a estándares internacionales", dijo a Reuters el presidente de la comisión de Economía de la Cámara de Diputados, Ildefonso Guajardo.

"Se fortalece la acción investigadora de la comisión, dándole un carácter mucho más contundente a las visitas de verificación, pero para darle más garantías jurídicas al investigado, éstas tienen que ser aprobadas por el pleno de la comisión y no sólo por el secretario ejecutivo", agregó.

Reformas

Entre las modificaciones relevantes, se plantean multas de hasta 10% de los ingresos acumulables de las empresas, con la precisión de excluir los recursos obtenidos en el extranjero y que éstas se basen sólo con respecto a las ventas en México.

Además por primera vez en el país se impondrán sanciones penales a quienes incurran en acciones monopólicas, oligopólicas o concentraciones; se contemplan de tres y hasta 10 años de cárcel a aquellos agentes que se coludan para fijar, elevar o concertar precios en el mercado.

La comisión previamente acordó, en lo que constituyó el único cambio con respecto a la iniciativa presidencial, que el presidente de la CFC permanezca en el cargo por un periodo de cuatro años, con posibilidad de reelegirse una sola vez; la propuesta del Ejecutivo contemplaba periodos de seis años y una reelección por cuatro más.

La CFC mantendrá la figura de ser juez y parte en las decisiones de las prácticas anticompetitivas monopólicas, bajo la premisa de que el recurso de reconsideración por las empresas sea ante este organismo, como primera instancia, y se acuda a una sala especializada en materia de competencia en el Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa como segunda opción para revocar.

En materia institucional

En materia de fortalecimiento institucional, se impulsa un mayor equilibrio en la toma de decisiones al interior del órgano regulador, en el marco de la relación entre el Secretario Ejecutivo, los Comisionados y el Comisionado Presidente, bajo un esquema de pesos y contrapesos.

Se dota de mayores facultades al Pleno de la Comisión en investir de una mayor capacidad investigadora al Secretario Ejecutivo y en la creación de la figura del Comisionado Ponente.

Además, a fin de dar la mayor certeza jurídica a los agentes económicos, se obliga a que la Comisión Federal de Competencia expida criterios técnicos sobre temas relevantes para la aplicación de la Ley Reglamentaria del artículo 28 constitucional.

Ello con el objetivo de asegurar que los sujetos a dicho cuerpo normativo tengan el mayor conocimiento sobre la manera en que el órgano regulador interpretará y aplicará el marco jurídico correspondiente.

En este sentido, se simplifica el procedimiento para notificar concentraciones, así como la excepción de dicha obligación para aquellas operaciones corporativas que no implican una amenaza a la competencia y la libre concurrencia para elevar la competitividad del país.