México produjo 299,707 vehículos ligeros en abril, un alza de 2% interanual, informó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Las exportaciones sumaron 284,471 unidades, un crecimiento de 5%, a tasa anual; mientras que las ventas al público en el mercado doméstico fueron por 98,105 vehículos, un descenso interanual de 10.4% por ciento.

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), dijo que la caída en las ventas internas fue influida por una base comparativa desfavorable, dado que la Semana Santa y, sobre todo, los días vacacionales, cayeron en marzo del 2018 y abril del 2019.

De las exportaciones totales, las dirigidas a Estados Unidos abarcaron 78.3%, con un alza interanual de 23.1 por ciento. Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), estimó que la producción de vehículos ligeros de México crecerá al menos 3.5% en 2019 y las exportaciones mexicanas de esos mismos productos escalarán también 3.5% o más.

El año pasado, el ensamble automotor disminuyó 0.6%, lo que significó el primer descenso desde el 2009; en tanto, la exportación aumentó 6 por ciento.

El tamaño del mercado de vehículos de pasajeros de México y su frontera compartida con Estados Unidos proporcionan una posición estratégica para los fabricantes de equipo original (OEM, por su sigla en inglés) y de autopartes.

Además, las inversiones recientes de los fabricantes de automóviles establecidos y los nuevos OEM han aumentado las oportunidades de negocios en todo el país y han atraído las bases de proveedores de niveles 1 y 2.

En forma acumulada, de enero a abril, la producción mexicana de vehículos ligeros sumó 1 millón 292,090 unidades, un aumento de 2.8%; la exportación llegó a 1 millón 121,476 unidades, un avance de 2.8%, y la venta al público totalizó 98,105 unidades, un retroceso de 3.9 por ciento.

Los fabricantes de automóviles establecidos en México incluyen Audi, Baic Group, FCA Group, Ford, General Motors, Honda, KIA, Mazda, Nissan, Toyota, Volkswagen y, recientemente, BMW.

En particular, la producción de Mercedes-Benz está asociada a través de Nissan-Daimler, Hyundai produce a través de su socio KIA, y BMW puso en operación una planta en San Luis Potosí, la cual reportó su primera producción en abril pasado. Juntas, estas empresas producen más de 40 marcas y 500 modelos. Alrededor del 82% de la producción de vehículos se dedica a las exportaciones, mientras que el restante 18% se destina al mercado nacional mexicano.

De acuerdo con el reporte de Ward’s Automotive, en Estados Unidos se comercializaron 5 millones 323,276 vehículos ligeros en los primeros cuatro meses del año, 2.2% por debajo de lo registrado en el mismo periodo de 2018.

Ventas domésticas

Por segmentos, las ventas domésticas de los vehículos subcompactos, los más comercializados en el país, tuvieron en el periodo de enero a abril del 2019 un crecimiento interanual de 0.1 por ciento.

En el mismo indicador, las ventas de los vehículos de lujo mostraron una caída de 24.3%; las de deportivos bajaron 18.1%; las de compactos descendieron 12.7%; las de usos múltiples disminuyeron 0.2%; las de camiones ligeros subieron 1.6%, y las de camiones pesados (F450 y F550) escalaron 22.6 por ciento.

Rosales estimó que las ventas locales podrían tener una caída por tercer año consecutivo en el  2019; sin embargo, proyectó que esta tendencia negativa podría ver su fin a más tardar en el 2020.

[email protected]