La contingencia generada por el Covid-19 impactó severamente a la industria automotriz nacional en todos los frentes: producción, exportación y ventas. En éste último las caídas fueron de 59% en mayo, y 64.5% en abril, cada indicador comparado con su respectivo mes del año anterior. Por esta razón cada marca debió redoblar esfuerzos para alentar sus ventas.

Para Kia la estrategia va de la mano con las plataformas digitales. En entrevista para El Economista, David García, director nacional de ventas de Kia Motors México, detalló cada uno de los programas implementados.

El primero fue aprovechar la cercanía de un canal de comunicación tan directo como Whats App, “habilitamos 94 líneas de whats app, una por cada distribuidor, para que el cliente pudiera comunicarse de manera rápida ya sea por la necesidad de llevar su auto a mantenimiento, para quien quiere comprarse un auto o si tiene dudas sobre financiamiento. Es importante mencionar que en cada línea hay una persona detrás, es decir, no son bots que te atienden de manera automática”.

Comercio en línea

Para las personas que siguen con sus planes de comprar un auto, Kia aprovechó el proyecto de un micrositio para apartados digitales que puso en operación a inicios de año cuando lanzó Seltos.

En este sitio los interesados pueden conocer las especificaciones del modelo que buscan, confirmar su existencia en cualquiera de los 94 distribuidores y en caso de que estén convencidos de la compra, hacer el apartado con 2 mil pesos.

Sus resultados fueron positivos, así lo confirmó el ejecutivo: “El sitio lo implementamos hace más de mes y medio, y el resultado de mayo fue abrumador porque fueron 596 unidades apartadas por ese medio, más o menos el 20% del total de las ventas de la marca en ese mes. En esta activación fue Rio el producto más apartado, el segundo fue Seltos, que con poco menos de seis meses de que lo lanzamos, fue el SUV más vendido de todo el mercado en mayo, y un porcentaje de estas ventas arrancaron por medio de este micrositio. El tercero fue Forte”.

Ventas por aplicación

El tercer programa está materializado en la aplicación Kia Finance, que se puede descargar en el sitio oficial de la marca kia.com, y que entre una de sus funciones está la correr una solicitud inicial de crédito. Una vez que el cliente ingresa información como ingresos, deudas, intención de hacer el pago inicial, periodo al que desea pagar, entre otros, el sistema le ciertos resultados. Si con esta información el crédito queda preautorizado, entonces el cliente puede continuar con el proceso.

“El siguiente paso es que la aplicación solicita una fotografía de la identificación oficial, después una “selfie”, la aplicación hace la corroboración a partir de las dos imágenes y si decide avanzar entonces solicitará ingresar las huellas dactilares. Todo esto es un paso al futuro a través de biométricos”, declaró el ejecutivo.

Estos tres programas reflejaron resultados positivos en el balance de ventas de Kia en los meses de abril y mayo; a ellos se suman otras activaciones como el programa Kia Promise, que da tranquilidad al cliente en lo que se refiere al mantenimiento de su vehículo, así como Kia Finance, que ofrece planes de diferimiento de pago para los clientes que tienen problemas de liquidez. David García informó que hasta finales de marzo se habían aplazado 10 mil contratos.

[email protected]