El Covid-19  transformó la forma en que las personas se desplazan dentro de las ciudades y estos cambios alcanzaron también a las apps de movilidad. Las empresas más conocidas (Uber, Beat y Cabify), ante la súbita caída de los volúmenes de viajes, tuvieron que reinventar su oferta de servicios en Perú. Ahora, mientras este mercado recupera su equilibrio, llega un nuevo jugador desde China que empezará a operar desde el 13 de octubre: Didi, la aplicación de movilidad más grande del mundo. Cuenta con más de 550 millones de usuarios a nivel global y realiza 60 millones de viajes al día. La firma ya cuenta con operaciones en México, Costa Rica, Colombia, Panamá, Brasil y Chile. La estrategia de Didi está enfocada en precios competitivos, tanto para los socios conductores como para los usuarios. Pamela Vidal, gerente de Comunicaciones de Didi, detalla que la comisión por uso de la aplicación por parte de los conductores, es decir, la proporción del costo total de los viajes con el que se queda Didi, es de 18 por ciento.

Vidal comenta que Didi otorga mayor libertad, pues el conductor puede saber cuál es el destino final del viaje y, tras ello, decidir si lo toma o no, sin ninguna repercusión negativa. Aunque no comentó cuántos conductores habían alcanzado hasta el momento, considera que existió una buena respuesta en el reclutamiento. La empresa ingresará al mercado peruano, en un primer momento, únicamente con su categoría Express, de vehículos de cuatro puertas. “Empezaremos en Lima. Pero estamos seguros que en ciudades como Piura o Arequipa hay muchas oportunidades”.