Se estima que para el año 2025 México pase de ocupar el noveno al quinto lugar mundial en número de personas con diabetes, lo que revela que el mercado nacional de los distintos medicamentos para el tratamiento de la enfermedad seguirá creciendo en los próximos años.

Estudios científicos revelan que los mexicanos tienen cierta predisposición genética para sufrir la enfermedad y si a ello sumamos el sedentarismo que caracteriza el estilo de vida urbana, el resultado es una creciente proporción de la población con este padecimiento , apuntó el doctor Fernando Lavalle, especialista en diabetes de la Universidad Autónoma de Nuevo León (uanl).

En el marco de la presentación de un nuevo fármaco de los laboratorios Merck para el tratamiento de la enfermedad, él y otros expertos coincidieron en que, si bien se han tenido avances en la promoción de las medidas preventivas contra la enfermedad, las pobres estadísticas sobre su práctica generalizada no permiten hacer pronósticos alentadores respecto al abatimiento del mal en los próximos años.

En este contexto, uno de los retos para la lucha contra el padecimiento lo constituye la dotación de tratamientos efectivos y accesibles para el mayor número de afectados posible.

No tengo duda de que los tratamientos innovadores serán cada vez más accesibles para la población. Si bien es cierto que en México hay disponibilidad de estas medicinas, también es verdad no hay accesibilidad plena, pero ello tendrá que superarse en cuanto las condiciones económicas del país mejoren , acotó el galeno de la uanl.

En la actualidad se estima que la diabetes es la principal causa de muerte en México, oscilando el número de casos entre 6.5 y 10 millones. Aunque el poder adquisitivo de los afectados es altamente variable, el gasto en su tratamiento es creciente debido a que se trata de una necesidad primaria.