En el marco del Día Internacional de la Mujer, la empresa GINgroup considera que la verdadera conmemoración de este día es generar condiciones de trabajo que logren cerrar la brecha de género que existe hoy en día, las que, de acuerdo con el estudio Perspectivas Sociales y de Empleo en el Mundo 2017, que elaboró la Organización Internacional del Trabajo (OIT), “constituyen uno de los mayores desafíos que afronta la comunidad mundial en el mercado del trabajo”.

Actualmente, la población económicamente activa (PEA) en México está integrada por 54.7 millones de personas, de las cuales, 20.9 millones son mujeres, lo que equivale a 38.26%, de acuerdo con los indicadores estratégicos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

De las casi 21 millones de mujeres que integran la PEA, 741,869 carecen de trabajo, por lo que la tasa de desocupación es de 3.55%, cifra superior a la nacional, que al cierre del año pasado fue de 3.35% y también superior a la de los hombres que se situó en 3.22 por ciento. Asimismo, el ingreso promedio por hora trabajada en pesos fue de 35.30 para las mujeres y 35.65 para los hombres.

En cuanto a la tasa de informalidad laboral, también existen diferencias que, sin medir la población agropecuaria, es de 56% para las mujeres, mientras que la de los hombres es de 49.25%, incluso por encima de la nacional, que para el cuarto trimestre del 2017 fue de 52.1%, las cifras anteriores reflejan la importancia de las mujeres en el sector laboral.

“Hoy, como firma especializada en la administración integral de capital humano, GINgroup reafirma su compromiso para generar las condiciones que permitan un entorno laboral de equidad entre hombres y mujeres, el cual se refleja en emplear a las personas por su capacidad y no por género así como en tener equidad en las prestaciones laborales”, reiteró el presidente de GINgroup, Raúl Beyruti Sánchez.

Alrededor del mundo, la OIT registró una tasa de desempleo el año pasado de 6.2%, una brecha de 0.7 puntos porcentuales respecto a la de los hombres que fue de 5.5%; además, el organismo internacional consigna que 15% de las mujeres con empleo son trabajadoras familiares no remuneradas, es decir, personas independientes que trabajan en una empresa de algún familiar, en tanto que la situación en el mismo renglón para los hombres representa 5.5 por ciento.

La OIT reporta que las mujeres tienen más probabilidades de trabajar mayor cantidad de horas sin remuneración, debido al tiempo que dedican al hogar y al cuidado de terceros.

Finalmente, el organismo propone una serie de medidas para mejorar la igualdad en las condiciones de trabajo, entre las que destacan promover la igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor; combatir las causas subyacentes de la segregación profesional y sectorial, y transformar las instituciones para prevenir y eliminar la discriminación, la violencia y el acoso a mujeres y hombres.