La revocación de una de las dos suspensiones definitivas, por parte de un tribunal, que impedían a Nextel utilizar las frecuencias que obtuvo en la licitación 21, no es algo que le preocupe a Iusacell porque siguen vigentes otros procesos judiciales que le impiden operar a Nextel los títulos obtenidos, aseguró Francisco Borrego, director de asuntos jurídicos de Iusacell.

Este miércoles el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa en el Distrito Federal anuló la suspensión concedida a Iusacell, propiedad de Grupo Salinas, el 27 de octubre del 2010 por el Juzgado Segundo de Distrito en Coahuila, para evitar que Nextel, ganadora de la Licitación 21, pudiera explotar los 30 Mhz de la banda 1.7 Ghz para los servicios de cuádruple play.

Francisco Borrego dijo que la suspensión no nos preocupa mucho porque hay otras suspensiones vivas y medidas cautelares vivas que le impiden a Nextel usar el espectro y permitirle a SCT aprovechar el espectro, lo importante realmente es que ya nos acercamos a la resolución de fondo y esto no tiene mayor problema .

Borrego dijo que cada vez se acercan al fondo del asunto, lo que podría resolverse en los próximos dos o tres meses.

Todavía hay muchas medidas cautelares y suspensiones que le impiden a SCT darle acceso a Nextel al espectro y que le impiden a Nextel hacer uso de éste , afirmó.

Comentó que al revocar una suspensión tampoco se ha obtenido mucho, a lo largo de 40 procesos fuimos impugnando todas las etapas del proceso de licitación y se necesita la resolución del fallo que cada vez está más cerca .

[email protected]

apr