El alto desempleo de los jóvenes que priva en los países europeos como España, Italia o la propia Francia es resultado de su baja preparación y entrenamiento en tecnologías e ingeniería, observó Klaus Zimmermann, director del Instituto para el Estudio del Trabajo.

De acuerdo con Zimmermann, aquellos países se han rezagado en las reformas laborales que harían más flexible a su mercado de trabajo, lo que es un problema estructural que ha estallado ahora, pero que han arrastrado por años.

En rueda de prensa, para presentar la VI Conferencia sobre Empleo y Desarrollo, organizada por el Banco Mundial, el Instituto para el Estudio del Trabajo, explicó en cambio que la situación de Alemania es muy distinta, pues no sólo ha resultado la economía europea de más rápida recuperación, sino que es el país que tiene el mercado laboral más resistente a la crisis del Mediterráneo.

El éxito no es sólo resultado de la mejor situación económica de las empresas alemanas. También tiene que ver con la disponibilidad de trabajadores calificados. Por ello, nuestros jóvenes no están en la misma situación que los trabajadores españoles. Además, hemos impuesto medidas como incentivos que estimulan la toma de empleos pues hay oferta de plazas y con ellas vienen una serie de beneficios de seguridad social que sólo tienen los trabajadores , observó Zimmermann .

Por su parte, Marco Vivarelli, profesor de Economía en la Universidad Católica de Milán, reconoció que Italia es el país con la mayor tasa de informalidad en Europa. Observó que es resultado del bajo cumplimiento de la ley que priva en su país.

Pues, en su opinión, el bajo cumplimiento de la ley es también un generador de la informalidad.

La tasa de desempleo promedio entre las economías industrializadas miembros de la OCDE se mantuvo en 8.2% en marzo, que es un nivel ligeramente inferior al registro alcanzado en el mismo mes del año 2010.

Al comparar el índice promedio de los 31 países miembros en los últimos tres años, que corren del 2008 al 2010, se observa que se ha mantenido en aumento. Mientras en el año 2008 la tasa promedio fue de 6.1%, para el 2010 el indicador se había elevado en promedio a 8.6 por ciento.

Según el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, en estos tres años referidos 25 millones de personas de los países de la Organización han engrosado las filas del desempleo.

[email protected]