Contra lo esperado, el desempleo tuvo una notable baja al cierre del 2019. Durante diciembre, la tasa de desocupación en términos desestacionalizados fue de 3.1%, su menor nivel histórico, al experimentar un descenso de 0.4 puntos porcentuales respecto del nivel de 3.5% de noviembre.

Esta caída mensual fue la mayor desde noviembre del 2015, de acuerdo con información divulgada por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística.

La tasa de desempleo fue sensiblemente inferior a la estimada por el consenso del mercado, que apuntaba a un nivel de 3.6%, según un análisis de Grupo Financiero Monex.

La sorpresa ante el dato fue mayor, dado que diciembre fue un mes malo para el empleo formal, toda vez que hubo 382,210 despidos estacionales, la mayor cantidad de bajas de empleo por estacionalidad de que se tenga registro.

Para Monex, la baja en la tasa podría explicarse por el empleo generado en algunos estados del sureste, en donde se ejecutan obras de infraestructura como la refinería de Dos Bocas o el Tren Maya.

En el mes, se observan importantes disminuciones en Chiapas, de 3.5% en el 2018 a 2.5% en el 2019, y Tabasco, de 7.9 a 6.4%, estados en los que se llevan a cabo algunos de los proyectos de infraestructura más importantes para la nueva administración. Ello podría indicar, que el gasto y los trabajos se intensificaron hacia finales del 2019, afirmó.

[email protected]