El reciente anuncio público del desdoblamiento de cinco concesiones de autopistas federales, lo que implicará inversiones privadas por 20,000 millones de pesos, es una buena noticia porque los temas relacionados con infraestructura carretera son de alto interés para la sociedad y poco se hablaba de ello, y si ahora lo hace el gobierno es “súper bueno”, consideró el abogado experto en la materia, Paulo Díez.

Las empresas que iniciarán este año obras adicionales a su título de concesión para impulsar la economía del país son: Coconal, Roadis, Aldesa, RCO y META.

“Es un paso correcto en la decisión correcta. A nivel federal hay mucha menos opacidad que en los gobiernos estatales, pero también sería adecuado que se den a conocer los detalles y las características de las obras a realizar, su relación con las autopistas y, sobre todo, el análisis financiero que justifique, si es el caso, las modificaciones a los títulos de concesión en relación con la ampliación en su vigencia o tarifas”, agregó.

Durante los últimos cuatro años, el abogado ha cuestionado las formas y la opacidad en que se hicieron modificaciones a títulos de concesión de obras desarrolladas por OHL México, hoy Aleatica, como el Viaducto Bicentenario y el Circuito Exterior Mexiquense.

En entrevista, destacó que el anuncio se haya realizado en presencia de los secretarios de Comunicaciones y Transportes y Hacienda y Crédito Público, porque está en línea con lo planteado en el artículo 6 Bis, de la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal (agregado en el 2016).

Ahí se menciona que para el otorgamiento de títulos de concesión o resolución de prórrogas, la SCT deberá contar con la opinión favorable sobre la rentabilidad económica del proyecto respectivo por parte de Hacienda.

Las modificaciones anteriores

Los títulos de concesión que tendrán desdoblamiento están publicados en el sitio web de la Dirección General de Desarrollo de la SCT, y todos ya fueron modificados, aunque ninguno rebasa el tiempo máximo establecido, 60 años (en su primera etapa se pueden conceder hasta por 30 años).

El título otorgado a META para el Libramiento Oriente de San Luís Potosí, es el que más ajustes ha tenido: seis. Su vigencia es de 47 años, del 15 de octubre de 1990 al 15 de octubre del 2037.

El que corresponde a Roadis, la autopista Saltillo-Monterrey, suma cinco modificaciones (la primera fue por la salida de la empresa que se adjudicó el proyecto, Coconal). La vigencia es por 45 años, con las prórrogas hechas. Inició el 17 de noviembre del 2006 y terminará en mismo día del 2051.

Coconal, con su autopista Durango-Yerbanís, suma dos modificaciones en su concesión, que está vigente del 24 de abril de 1992 al 24 de abril del 2022, por lo que es la más próxima a concluir.

Las concesiones de Aldesa y RCO tienen una modificación y ambas tienen plazos del 2007 al 2037.

[email protected]