El pleno de la industria automotriz presentó propuestas sexenales que colocarían al sector no sólo como de los mejores en el mundo, sino como el puntero de la economía mexicana, con base en el fortalecimiento del mercado interno, para lo cual ya demandan recursos iniciales por 500 millones de pesos al gobierno federal, lo que permitiría elevar la venta de autos en 400,000 unidades adicionales a las hoy comercializadas (1 millón).

La industria automotriz pretende incorporar al Plan Nacional de Desarrollo 2012-2018 propuestas como mejorar la vigencia del parque vehicular, controlar los autos usados, corrección de la débil normatividad, mayor financiamiento y adecuaciones fiscales como el incremento a la deducibilidad, así como robustecer las relaciones internacionales y la investigación y desarrollo tecnológico.

Para ello, se busca un encuentro con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, porque el potencial del mercado es la venta de 1 millón 800,000 unidades anualmente. Este año, apenas se llegará a 1 millón de autos aun cuando la industria es el principal aportador de divisas al país, con más de 33,000 millones de dólares (184% más que las aportadas por el ramo turístico).

Durante la presentación de las Propuestas para la Agenda Automotriz 2012-2018, los dirigentes de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Eduardo Solís; de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Prieto; de la Industria Nacional de Autopartes (INA), Óscar Albin, y la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), Miguel Elizalde, pidieron al equipo de Peña Nieto un marco apropiado para nuevas inversiones del sector que ha logrado un crecimiento anual de 5.4%, esto es más del doble que el PIB nacional.

Aunque la agenda ya es conocida por el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, el objetivo es brindarle a la autoridad una ruta que dé certeza a las inversiones del sector, así como reducir la edad promedio del parque vehicular y bajar el dispendio energético, lo que al final resulte en un Plan Nacional de la Industria Automotriz , dijo el Presidente de la AMDA.

Los representantes del sector explicaron que el principal lastre para la distribución automotor son los más de 6.5 millones de unidades extranjeras que han entrado al país desde el 2005, las cuales han distorsionado el mercado interno e impactado de forma colateral a la comercialización de unidades nuevas.

De mejorar el ambiente para el sector automotriz, el crecimiento de la industria podría traducirse en 312,000 empleos adicionales para la industria; actualmente, genera más de 1 millón.

CON GRAN POTENCIAL

Para el 2013, la producción nacional de vehículos superará los 3 millones de unidades y, en un lapso de cinco años más, la industria alcanzaría los 4 millones de ensamble de autos en México; en tanto, se exportarán 2 millones 400,000 unidades, proyectó el presidente de la AMIA, Eduardo Solís.

[email protected]