Washington - La demanda de petróleo de Estados Unidos cayó en enero afectada por el menor uso de combustible para calefacción, dijo este viernes el Instituto Americano del Petróleo (API por su sigla en inglés).

El consumo de petróleo en el primer mes del año cayó 5.7% frente al mismo período del año anterior, a 18.026 millones de barriles por día.

"Mientras que la demanda de todos los productos refinados importantes cayó, el descenso general fue impulsado por una reducción de casi un 27% en las entregas de combustible destilado con alto contenido de azufre, que se utiliza en la calefacción de los hogares", dijo API en un comunicado.

"El descenso en la demanda de combustible para calefacción refleja las temperaturas relativamente moderadas de enero", agregó.

Las cifras de demanda del API para enero están mayormente en línea con un estimado preliminar de la Administración de Información de Energía (EIA) de Estados Unidos para el consumo de combustible de 18.099 millones de bpd en el mes.

La EIA divulgará a fines de marzo sus cifras revisadas de demanda para enero.

En tanto, la demanda de gasolina cayó 0.2%, a 8.398 millones de bpd en enero, un mínimo de nueve años en el mes.

Durante igual periodo, la demanda de destilados cayó 1.4%, a 3.914 millones de bpd, mientras que el consumo de combustible para aviones cayó 0.2%, a 1.353 millones de bpd.

Las importaciones totales en enero representaron el 56% de la demanda de petróleo estadounidense, por debajo de 61.4% el año pasado.

ros