La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no contempló en su proyecto de presupuesto de egresos del próximo año recursos para realizar los estudios de preinversión relacionados con la conectividad, mediante sistemas de transporte masivo, del Sistema Aeroportuario Metropolitano del Valle de México, propuesto por el gobierno federal ante la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

A pesar de la relevancia del proyecto que conectará los aeropuertos de Santa Lucía, Ciudad de México y Toluca, que ya cuenta con el registro requerido y con una petición formal de 36 millones 518,981 pesos en julio pasado, aparece en el listado de programas y proyectos de inversión de la dependencia con un costo total mayor, 37 millones 822,318 pesos, pero sin un peso a destinar el siguiente año. Fuentes de la SCT mencionaron que, aun con la urgencia de tener esos estudios, no fue por “omisión” que no se hayan pedido recursos federales, porque existe la confianza de que en el proceso de análisis en la Cámara de Diputados se le otorgue el valor real y se logre una asignación relevante para esas tareas.

“Se siguió el protocolo de las autoridades correspondientes para mencionar los proyectos a desarrollar en el 2020 y en virtud de que ya tiene el registro necesario tendrá recursos, sin duda”, explicaron. Las propuestas en las que se deben analizar factibilidad y viabilidad son: extensión de la Línea 1 del Sistema Mexibús (terminal Ojo de Agua al aeropuerto de Santa Lucía y la terminal Mexipuerto Ciudad Azteca al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México), extensión de la Línea 4 del Sistema Mexibús, todavía en construcción, de la terminal Tecámac a Santa Lucía.

Además de la conectividad del Aeropuerto Internacional de Toluca con la estación Tecnológico del tren interurbano México-Toluca.

Para lo anterior, la SCT debe licitar la ejecución de los siguientes estudios: análisis, diagnóstico y caracterización de la situación actual del transporte terrestre e identificación de la problemática de las zonas de estudio, cuantificación de la demanda de transporte terrestre de la zona de estudio, diseño y selección de alternativas de rutas en las zonas de estudio y el de impacto ambiental, social y urbano en todas las zonas involucradas.

Se prevé que los resultados de los estudios estén listos en el primer trimestre del siguiente año.

En un primer diagnóstico de la secretaría se menciona que actualmente el AICM cuenta con una deficiente conectividad con la zona del valle de México.

[email protected]