Ante los magros resultados de los últimos años en crecimiento y desarrollo, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) presentó las propuestas para un programa de gobierno, en el cual apuesta que si se aprueban las tres reformas prioritarias para la Iniciativa Privada (fiscal, energética y laboral) durante la próxima Legislatura, la economía mexicana crecería de dos a tres puntos porcentuales adicionales.

La agenda única del sector privado consta de siete puntos: reformas; seguridad; estabilidad macroeconómica y crecimiento; Estado de Derecho; educación; seguridad social, y democracia, puntos que entregarán a los aspirantes a la Presidencia con el fin de que asuman compromisos. Este miércoles, el CCE se reunirá con el priísta Enrique Peña Nieto y el jueves lo hará con la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota. La asistencia de Andrés Manuel López Obrador no se ha confirmado.

En este tiempo de retos, México contará con un empresariado unido y proactivo, cada día más integrado, para defender oportuna y eficazmente los intereses legítimos de las empresas y sus trabajadores, pero sobre todo con el fin de contribuir al progreso general de México; abiertos al diálogo constructivo con todos los sectores de la sociedad , advirtió Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE.

Acompañado de representantes de los 12 organismos empresariales que conforman a la cúpula empresarial, el líder empresarial reconoció que en el país ha habido pasos, pero pequeños para las necesidades de México .

LAS PROPUESTAS

En materia hacendaria, el máxima organismo empresarial CCE propone un sistema tributario sencillo con un impuesto directo único; revisión de programas y subsidios regresivos y precios, y tarifas públicas que promuevan la competitividad.

El tema energético es prioridad para los empresarios y urge la apertura a la inversión privada de este sector, competencia y redirigir la política en áreas de oportunidad como el gas natural (gas shale), comentó el presidente del organismo empresarial.

Mientras que en materia laboral se demanda la flexibilidad contractual en términos de horarios, esquemas de empleo temporal y periodos de prueba, así como justicia laboral profesional y expedita que de certidumbre a los trabajadores y empleadores. En menos de tres años podemos dar pasos decisivos para consolidar una economía que crezca a 6% anual de manera sostenida, con 1 millón de empleos de calidad anuales, oportunidades y movilidad social.

lgonzalez@eleconomista.com.mx