Luego del anuncio que realizó Alsea, operador de restaurantes más grande América Latina, de cerrar sucursales durante 30 días, mismo tiempo en el que aplicaría descansos para sus colaboradores, pero sin goce de sueldo, especialistas laborales destacaron que es una decisión unilateral que afecta de manera importante a los trabajadores, por lo que podría considerarse como despido injustificado.

Pablo Franco, presidente de la Unión de Juristas de México, explicó que “la ley es clara en el sentido que tiene que ser la autoridad competente, y en este caso es el Consejo Nacional de salubridad quien debe hacer la declaratoria para que se tomen medidas, cosa que ya ha ocurrido en otros países como Italia y España, pero no en nuestro país”.

Añadió que en el caso de Alsea se debe revisar el contrato colectivo, además de ordenar inspección sobre las condiciones de trabajo. Al ser competencia local tendrían que ser las secretarías de trabajo de los estados los encargados de revisar esta decisión.

Por su parte, Alejandro Avilés, “es probable que algunas empresas hayan convenido de manera individual o colectivamente algún tipo de paro para que no se vean en la necesidad de perder el empleo, como es el caso de sobrecargos, eso si es válido, pero si es unilateral e impuesto, estamos ante la presencia de un despido injustificado porque no ha habido declaratoria alguna que implique la paralización de las actividades de carácter laboral”.

En ese sentido, la secretaria del Trabajo, Luisa Alcalde Luján, sostuvo que “no hay fundamento legal para separar trabajadores o modificar unilateralmente las condiciones de trabajo. Es un momento en el que la solidaridad y responsabilidad juegan un papel clave”, dijo en su cuenta de twitter.

Asimismo, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a la Iniciativa Privada para evitar el cese de las relaciones laborales con sus trabajadores frente a la contingencia sanitaria que se vive nuestro país por el Covid-19, y al respecto compartió que una empresa extranjera con operaciones en México, ya efectuó una práctica de despido injustificado.

En este contexto exhortó a los empresarios y a la ciudadanía en general, a “no alarmarnos, no perder la calma y no adelantar vísperas. No hay que desgastarnos, son etapas, ahora no tenemos mucho riesgo, no nos paralicemos”, expresó el mandatario.

Por último, solicitó que esta situación pueda “corregirse” para no generar afectaciones a

los trabajadores mexicanos en ninguna de las industrias.

rrg