La nueva administración recibe 60% de la fuerza laboral del país en la informalidad, lo que representa un desafío, pues deben formalizar a 28.9 millones de personas que se encuentran con un empleo poco productivo para el país.

Así lo reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) al presentar los resultados del cuarto trimestre del 2012, en el que revela que la informalidad se incrementó 0.3% con respecto al mismo periodo del 2011.

De manera detallada, el INEGI puntualiza que de esos 28.9 millones de trabajadores en la informalidad, 13.5 millones se encuentran fuera de una unidad económica, es decir, conforman específicamente la ocupación en el sector informal, cifra que significó una disminución de 3.7% anual y constituyó 27.9% del total de ocupados (tasa de ocupación en el sector informal).

En tanto, 2.2 millones corresponden al servicio doméstico remunerado y que no cuenta con prestaciones sociales; 6.3 millones pertenecen al ámbito agropecuario y otros 6.9 millones a las empresas, gobierno e instituciones.

Un elemento relevante es el hecho de que a pesar del crecimiento económico de fines de año de 4%, esto no implicó que se generaran los empleos formales para cubrir la necesidad y demanda de empleo de los mexicanos , afirmó el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey (CIEN), Estado de México, José Luis de la Cruz.

La encuesta trimestral también refleja el poco compromiso de los empleadores para establecer un contrato con los trabajadores, pues este requisito de la Ley Federal del Trabajo ha sido incumplido, ya que 15.9 millones de trabajadores están sin uno de ellos.

Cabe destacar que en las empresas instituciones y gobierno creció la informalidad 3.2%, es decir que contrataron a 213,762 trabajadores, pero sin otorgarles un contrato formal.

La encuesta no sólo refleja el poco empleo en el país, ya que hay 2.5 millones de personas que se encuentran sin una fuente de trabajo, sino también hay menos empleadores y en el cuarto trimestre del 2012 al menos desaparecieron 400,000.

Para los especialistas, es preocupante que el crecimiento de la economía no se refleje en mayor empleo formal, pues muchos de los empleadores y de los trabajadores optan por la informalidad, ya que los salarios en el sector formal han dejado de ser atractivos y no existen incentivos para emplearse en la formalidad, hemos caído en un círculo vicioso , dijo Alfonso Bouzas, especialista laboral de la UNAM.

Por otra parte, el especialista del Tecnológico del Monterrey del Estado de México comentó: La población mexicana sólo encuentra oportunidades de trabajo en la parte informal, sobre todo en los sectores vinculados a la parte de servicios y dado que en la economía hay un entorno que se está desacelerando, veremos en el 2013 que la informalidad seguirá creciendo .

SE INCREMENTA LA CIFRA ?DE LOS QUE SÍ TIENEN TRABAJO

El INEGI informó que se incrementó en 368,000 la Población Económicamente Activa (PEA), que se ubica en 48.2 millones de personas, de los cuales 6.9 millones de personas (14.3% del total) trabajan en el sector primario, 11.4 millones (23.6%) en el secundario o industrial y 29.6 millones (61.4%) están en el terciario o de los servicios. El restante 0.7% no especificó su actividad económica. Los montos correspondientes que se presentaron en el periodo octubre-diciembre del 2011 fueron de 6.7, 11.2 y 29.6 millones de personas, en el mismo orden.

En números

  • 58.9% de la población mayor de 14 años realizó una actividad económica o buscó trabajo durante el último trimestre del 2012.
  • 50.8% de las personas que laboran se concentra en las ciudades más grandes del país.
  • 4.9% de la Población Económicamente Activa estaba desempleada durante el último trimestre del 2012.
  • 420,000 personas fue el monto en el que se elevó la PEA en el último trimestre del 2012 con respecto al mismo periodo del 2011.
  • 48.2 millones de personas se encontraban laborando durante el último trimestre del 2012.
  • 368,000 personas más se encontraban laborando durante el último trimestre del 2012 en comparación con el mismo periodo del 2011.
  • 2.5 millones de personas se encontraban desempleadas durante el último trimestre del 2012.
  • 29.6 millones de personas laboraron en el sector servicios durante el último trimestre del 2012.
  • 6.9 millones de personas laboraron en el sector primario durante el último trimestre del 2012.
  • 11.4 millones de personas laboraron en el sector industrial durante el último trimestre del 2012.
  • 3.9% de las personas ocupadas era dueño de empresas y tenía trabajadores a su cargo durante el último trimestre del 2012.
  • 69.4% de las personas ocupadas tenía un trabajo subordinado y recibía un salario durante el último trimestre del 2012.

Crecen empleos sin contrato

En el último trimestre del 2012, el INEGI reporta que en el país hay ?15 millones 884,662 trabajadores que no tienen un contrato por escrito que demuestre su relación laboral con el patrón; dicha cantidad es superior en 1 millón 136,531 con respecto al mismo periodo del 2011.

Asimismo, sin prestaciones laborales se encuentran 13 millones 415,833 trabajadores, cuyo incremento, respecto del 2011, fue de 977,939 empleados.

Un total de 17.3 millones de trabajadores tienen acceso a instituciones de salud como prestación por su trabajo; esta cifra es superior en 668,000 personas a la registrada en el cuarto trimestre de un año antes. A su vez, disponen de un contrato por escrito 17.2 millones.

De acuerdo con el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, Estado de México, José Luis de la Cruz, lo anterior refleja la precarización del empleo, incluso con empleadores que no cubren el marco laboral, pues ni siquiera extienden un contrato.

Agregó que los niveles salariales son preocupantes, pues el nivel de ingresos que registró un crecimiento fue en donde se gana uno y dos salarios mínimos, y entre dos y tres, pero en donde se registra una caída es entre tres a cinco salarios, es decir, los que más ganan están disminuyendo, lo cual afecta en general el ingreso de las familias mexicanas .

La población ocupada desempeña una gran variedad de tareas que realiza con distinta intensidad, mientras que por un lado 6.8% de las personas trabaja menos de 15 horas semanales, en el otro extremo se ubica 28.5% que labora más de 48 horas semanales. En promedio, la población ocupada trabajó en el cuarto trimestre del 2012 jornadas de 43 horas por semana.

Por otra parte, las entidades que durante el cuarto trimestre del 2012 registraron las tasas de desocupación más altas fueron el Distrito Federal, Sonora y Tamaulipas, con 6.2% en cada una; Querétaro, 6.1%; Aguascalientes, Chihuahua y Nayarit, 6.0%; Estado de México, 5.9%; Baja California, Tabasco y Tlaxcala, con 5.8% de la PEA.

__

Haz clic en la imagen para ampliarla

[email protected]