Desde una planta de Yucatán, México exporta juntas metálicas que se colocan en naves espaciales de la Agencia Estadounidense del Espacio y la Aeronáutica (NASA).

Nuestras piezas son utilizadas por aviones comerciales, cohetes espaciales y aeronaves militares , dijo Melva Colín, una directiva de la firma Seal and Metal Products (SMP), ubicada en Mérida, Yucatán.

La fabricación de las juntas metálicas , una especie de empaques, deben tener una tolerancia de error de 10 milésimas, lo que equivale aproximadamente a una quita parte del grueso de un cabello humano.

SMP vende sus productos a empresas globales del sector, como Boing, Prat & Whitney, Honeywell y Rolls Royce.

Parte de nuestra filosofía es el detalle , agregó Colín, quien informó que en la planta de Mérida laboran unos 200 empleados, la gran mayoría de los cuales tarda en capacitarse alrededor de un año.

Una de las razones por las que SMP decidió establecerse en Yucatán es que en ese estado se ha registrado históricamente una baja rotación de personal, además de que tiene una posición estratégica, al ser el punto más cercano a Europa y con rutas marítimas tanto a Estados Unidos como a Brasil.

rmorales@eleconomista.com.mx