México escaló de la posición 19 a la 12 entre los mayores receptores de Inversión Extranjera Directa (IED) en el mundo en el 2013, de acuerdo con un informe preliminar de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

El ascenso se explica por la compra de la cervecera Grupo Modelo por la compañía belga AB Inbev, por 18,000 millones de dólares, lo que elevó a 38,000 millones de dólares la IED de México.

Las entradas de este tipo de inversión las encabezó Estados Unidos, que mantuvo la primera posición del 2012 con una llegada de flujos de 159,000 millones de dólares. Le siguieron China (127,000 millones de dólares), Rusia (94,000 millones), Islas Vírgenes (92,000 millones) y Hong Kong (72,000 millones).

A nivel global, las llegadas de IED sumaron 1 billón 461,000 millones de dólares el año pasado, un aumento interanual de 10.9%, pero 27% menos frente a la cresta alcanzada en el 2007.

En un reporte sobre las tendencias globales de inversión, la UNCTAD previó que las corrientes de IED crecerán en el presente y el próximo años a 1.6 y 1.8 billones de dólares respectivamente.

Esto como resultado de las ganancias momentáneas derivadas del crecimiento económico global, lo cual podría provocar que inversionistas pongan su efectivo en caja en nuevos proyectos , dijo.

Los flujos de IED a las economías en desarrollo alcanzaron un máximo histórico de 759 millones de dólares, con crecimientos en América Latina y África y niveles similares frente al 2012 en Asia.

El crecimiento de la inversión en el 2013 fue muy dispar entre los países del Grupo de los 20: aumentó en 10 naciones, con fuertes tasas de crecimiento (cerca o más de 50%) como Canadá, Alemania, Japón, Italia, México, Rusia y Sudáfrica, incrementos que en la mayoría de ellos fue por grandes acuerdos de adquisiciones y fusiones trasnacionales , indicó el reporte.

El segundo bloque que más atrajo IED está integrado por Canadá (64,000 millones de dólares), Brasil (63,000 millones), Singapur (56,000 millones), Reino Unido (53,000 millones) e Irlanda (46,000 millones).

El descenso de los precios de las materias primas parece haber propiciado un freno en el auge de los flujos de IED en esta industria, especialmente en países como Chile, que vio caer 33% sus entradas de inversiones a 20,400 millones de dólares.

[email protected]