Empresas

Lectura 3:00 min

Cumbre de la APEC finaliza sin declaración conjunta

Avatar de AFP

Por AFP

Es la primera vez que los dirigentes no lograron un consenso, debido a las diferencias sobre las reglas de comercio internacional entre ambos países.

Los dirigentes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) no lograron superar sus diferencias en Papúa Nueva Guinea, donde se celebró una cumbre dominada por la guerra verbal entre Estados Unidos y China por su influencia en la región.

Por primera vez, los dirigentes de los 21 países no consiguieron acordar una declaración común debido a las diferencias sobre las reglas de comercio internacional entre las dos principales economías del mundo.

“Ustedes saben quiénes son los dos gigantes en la pieza”, declaró a los periodistas el primer ministro de Papúa Nueva Guinea, Peter O'Neill. “¿Qué más puedo decir?”, agregó. Su homólogo canadiense Justin Trudeau afirmó por su parte que “algunos países están en desacuerdo con algunas posiciones sobre comercio, entre otros Estados Unidos y China”.

Estados Unidos impulsó una declaración que criticaba a la Organización Mundial de Comercio (OMC) y pedía una reforma profunda de esa organización multilateral, indicaron varias fuentes.

Una posición totalmente inaceptable para Pekín que perdería mucho en el caso de una reforma de la OMC.

O'Neill negó que la ausencia de declaración común sea negativo para la APEC (60% del Producto Interno Bruto mundial) o para su país, que organizaba la conferencia en Port Moresby.

Sin embargo, las divisiones en Port Moresby son un mal augurio para la cumbre del G20 prevista a fines de noviembre en Buenos Aires, donde el presidente chino Xi Jinping, estrella indiscutible de la reunión de la APEC, tendrá enfrente a su homólogo estadounidense Donald Trump. La tensión en la cumbre dio lugar a un incidente diplomático cuando, según varias fuentes, diplomáticos chinos intentaron irrumpir en el despacho del ministro de Relaciones Exteriores de Papúa Nueva Guinea, Rimbink Pato, para influir en la redacción de una declaración.

Rimbink Pato y un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores desmintieron el incidente.

Las divergencias quedaron plasmadas en los discursos pronunciados el sábado por el presidente chino y el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, que representó a su país en la cumbre.

Pence, en un discurso en un foro de empresarios, instó a los países de la zona a no ceder a las sirenas de una diplomacia de chequera por parte de China “en el mejor de los casos, opaca”.

“Nosotros no ahogamos a nuestros aliados en un mar de deudas”, afirmó. “No oprimimos, no corrompemos, no comprometemos vuestra independencia”, afirmó.

El viernes pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que China envió una lista de cosas que está dispuesta a hacer para resolver las tensiones comerciales y que su gobierno podría no tener que imponer nuevos aranceles, pero agregó que la situación todavía no es aceptable para él.

“China quiere alcanzar un acuerdo. Enviaron una lista de cosas que están dispuestos a hacer, una larga lista, y todavía no es aceptable para mí”, afirmó Trump a periodistas en la Casa Blanca.

El mandatario aseguró que la lista de 142 elementos era “muy completa”, pero “hay cuatro o cinco cosas importantes fuera”. “Creo que probablemente llegaremos a ellas también”, agregó.

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.