La producción nacional de petróleo crudo en México cerró el 2019 en 1.679 millones de barriles diarios, con una caída anual de 7.2% y por debajo de la meta de 1.707 millones de barriles por día proyectada por Petróleos Mexicanos (Pemex) en su Plan de Negocios. En tanto, la producción de privados aumentó 48%, reveló la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

La caída anual nacional del 2019 fue la segunda mayor en la última década, sólo después del 2017 en que la extracción cayó 9.5% en comparación con el 2016. La reducción del año pasado fue mayor que la del último año de la administración pasada, en que la extracción se redujo en 6.9 por ciento.

A pesar del incremento en las inversiones gubernamentales para exploración y producción de Pemex y de los planes para el desarrollo de 20 nuevos campos (de los cuales sólo arrancaron cuatro), además de la aportación de privados mediante contratos, la extracción nacional cayó así en 131,000 barriles diarios en un año.

La producción nacional de crudo ha descendido cada año en la última década y es 35% inferior a la que se reportaba hace 10 años, con lo que en el país se extrajeron 922,000 barriles diarios menos que en el 2009.

Sin embargo, la producción de petróleo de diciembre fue la mayor en los últimos 14 meses, es decir, desde octubre del 2018, al alcanzar 1.711 millones de barriles por día. La extracción de diciembre aumentó así en 0.4% o en 8,000 barriles diarios en promedio en comparación con noviembre.

La extracción del último mes del año también tuvo un incremento interanual, de 0.28% o 5,000 barriles por día en promedio en contraste con el último mes del 2018. Con este indicador, la actual administración llegó al nivel de producción de crudo más alto que ha registrado hasta la fecha.

Producción con participación privada aumenta 48%

En el promedio anual, los contratos en los que participan privados llegaron a un promedio de 84,284 barriles por día, con un incremento de 48%, que son 27,563 barriles diarios más que en el 2018.

En lo que se refiere a la producción únicamente de Pemex, mediante los bloques de desarrollo que le fueron asignados en la Ronda Cero y el contrato de producción compartida en aguas someras que opera sin socio, Ek Balam, la producción anual fue de 1.640 millones de barriles por día, con una caída anual de 8.2%, que precipitó la baja nacional. Así, Pemex aportó todavía 95.1% del total nacional, mientras que el restante 4.9% correspondió a contratos en los que los operadores privados tienen participación.

Pero en diciembre, la producción de estos campos operados por Pemex aumentó 0.4%, que son casi 7,000 barriles diarios más que en noviembre. Pero en un año cayó en 0.7%, con lo que Pemex extrajo 12,165 barriles diarios menos que en diciembre del 2018.

Esta caída fue compensada porque en los contratos con participación privada se alcanzó la meta de producción comprometida por los operadores ante el gobierno para buscar la posible reactivación de las rondas petroleras, ya que en diciembre produjeron 102,887 barriles por día.

La producción en los contratos en que participan privados aumentó 4.5% en un mes, con lo que en diciembre se extrajeron 4,429 barriles diarios más que en noviembre.

En términos anuales, en diciembre la producción de los contratos con participación de privados aumentó en 47%, luego de que se extrajeron 32,731 barriles diarios más que lo reportado en el último mes del 2018.

[email protected]