La baja en el precio del petróleo beneficia a China en sus exportaciones a Estados Unidos por sus menores costos de transporte, con lo que reduce su desventaja logística frente a México, Canadá y el mismo Estados Unidos.

De acuerdo con la consultoría SAI, cuando el precio del crudo WTI se ubica en 40 dólares, transportar un contenedor estándar de 40 pies de China a la costa este de Estados Unidos cuesta 6,000 dólares, mientras que cuando el precio del petróleo llega a 100 dólares el costo se eleva a más de 8,000 dólares. Con el precio de 40 dólares el costo es 25% más bajo.

China sí disminuye su desventaja, pero México también se ve beneficiado porque el menor precio del petróleo permite un aumento de la demanda en el mercado estadounidense y de las exportaciones mexicanas a éste , dijo Beatriz Leycegui, socia de SAI Consultores.

Los precios del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos cayeron a sus menores niveles en casi seis años. El banco Goldman Sachs ajustó a la baja su estimación promedio para los precios internacionales del crudo en el 2015 y ubicó al WTI en 47.10 dólares por barril, desde los 73.80 dólares que proyectó meses antes.

China realiza la gran mayoría de sus exportaciones por barco. El puerto de Shanghái es el de mayor actividad del mundo y de los 10 más grandes puertos a nivel mundial, siete están ubicados en China.

El costo de transportar un contenedor estándar de 40 pies de China a la costa este de Estados Unidos, por ejemplo, es superior en alrededor de 4,500 dólares al costo desde México, cuando el precio del barril de petróleo es de 70 dólares, según un análisis de SAI.

Los precios del petróleo han caído 60% desde su máximo alcanzado en junio del 2014 debido a la creciente producción, particularmente de esquisto en Estados Unidos, y una demanda más débil a lo previsto en Europa y Asia. Tal descenso no fue contrarrestado por un recorte en la producción de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Llevar por barco un contenedor de México a Los Ángeles tarda una media de cuatro días, pero trasladarlo de China a ese mismo destino requiere 18 días. Y si el punto de llegada fuera Nueva York el tiempo necesario sería de cinco días para México y de 32 para China.

En su última reunión, un integrante de la Junta de Gobierno del Banco de México puntualizó que se prevé que la tasa de crecimiento de Estados Unidos esté por encima de su potencial en el 2015 y el 2016.

El descenso de los precios del petróleo beneficia más a productos chinos de bajo valor comercializados en Estados Unidos.

Crudo

rmorales@eleconomista.com.mx