La inseguridad en México es equiparable a la delincuencia en países con muy altos niveles como Sudáfrica y Brasil, lo que reduce el negocio de las ventas de autos premium de BMW hasta en tres veces, que podría ser su potencial, respecto a otras naciones de Latinoamérica, lamentó Alexander W. Wehr, CEO del Grupo BMW Latinoamérica.

“La automotriz BMW podría vender hasta tres veces más de lo que actualmente comercializa en el mercado mexicano, llegar hasta 50,000 unidades por año”, afirmó.

En entrevista en el marco de la celebración del 25 Aniversario de BMW en México, el CEO de la automotriz alemana sostuvo que la inseguridad afecta al desarrollo de bienestar y modelo de negocios, y en lugar de tener 10% de participación en el mercado, apenas se tiene 4% de éste debido a que la población teme a adquirir una unidad de lujo.

Además de la incertidumbre y volatilidad internacional, así como el incremento en la tasa de interés que mina el financiamiento, incluyó a la inseguridad como el factor que impacta negativamente la venta de vehículos premium en México.

“Vemos que la inseguridad en México es similar a otros países como Brasil y Sudáfrica, y vemos que muchos clientes potenciales mejor prefieren un auto de bajo perfil por su seguridad y eso me genera un shock”, expresó Wehr.

Durante el primer semestre del 2019, BMW comercializó en México 11,884 unidades, que representa una caída de 6.2%, comparado con el mismo periodo del año pasado. No obstante, el presidente de BMW en México dijo que se compensa porque en el 2018 hubo un crecimiento sorpresivo de 18 por ciento.

A pesar de estos obstáculos, BMW tiene el reto de mantener el liderazgo en el segmento premium, expresó.

Hace un mes arrancó la operación de la planta BMW en San Luis Potosí, considerada como la más sofisticada del grupo a nivel mundial, por lo que México para BMW es “tierra fértil y con gran potencial en los próximos años.

“Para nosotros, México es el mercado más fuerte y que más potencial de crecimiento tiene a corto plazo, y como laboratorio en temas de tecnología, de conectividad, de electrificación e infraestructura”, destacó Alexander Wehr. Lamentó que el mercado interno se encuentre en desaceleración, por lo que por el momento no impulsará a nuevos concesionarios a invertir en nuevas plazas, si el negocio no da. Tenemos esa responsabilidad con nuestros proveedores, manifestó.

La automotriz alemana presentó de manera formal al público su vehículo semiautónomo, BMW Serie 3, hecho en México para el mundo, con el reto de acercar el sedán a los jóvenes y población de la clase media.

[email protected]