Gracias a la apertura de nuevas rutas y al impulso a la conectividad aérea, los 18 aeropuertos que conforman la Red de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) movilizaron en el 2016 un total de dos millones 530,150 pasajeros, un crecimiento de 2.5% en comparación con los 2 millones 468,242 pasajeros registrados en el 2015.

Mediante un comunicado, ASA detalló que los principales incrementos en el traslado de pasajeros fueron registrados en las terminales aéreas de Tepic, con 31%; Loreto, con 25%; Tehuacán, con 24%; Colima, con 22%; Puerto Escondido, con 21%; Chetumal, con 17%, y Puebla, con un incremento del 16 por ciento.

Con respecto a la carga movilizada en las terminales de la Red ASA, ésta presentó un crecimiento anual de 13.2%, con un total de 2 millones 928 kilogramos transportados, frente a los 2 millones 586,000 kilogramos del 2015. Dicho crecimiento estuvo impulsado principalmente por las terminales aéreas de Puerto Escondido, con un alza de 91.4%; Puebla, 72%, y Campeche, con 51% de incremento. ASA realizó un total de 138,386 operaciones, en donde se destaca un mayor crecimiento en las terminales de Tehuacán, con 37%; seguido por Tepic, con 25%, y Nuevo Laredo, con 21.2 por ciento.

Cifra histórica en turbosina

Por otro lado, ASA también informó que cerró el 2016 con una cifra histórica en la venta de combustibles de aviación en sus 60 estaciones y un punto de suministro a nivel nacional. De enero a diciembre se despacharon un total de 4,431 millones de litros de turbosina, el equivalente a vender más de 12.1 millones de litros diariamente. Esta cifra significó un incremento anual de 8% con respecto a la del 2015, que fue de 4,116 millones y una venta diaria promedio de 11.2 millones de litros.

Las estaciones con mayor suministro de combustibles de aviación durante el 2016 fueron la Ciudad de México, con 1,636 millones de litros; Cancún, con 844 millones; Guadalajara, con 355 millones; Monterrey, con 217 millones; Tijuana, con 202 millones; Puerto Vallarta, 119 millones; Los Cabos, 114 millones; Toluca, 77 millones; Mérida, 60 millones, y el aeropuerto del Bajío, con 56 millones. Las terminales aéreas mencionadas representan 83% de las ventas a nivel nacional.

ASA en todo momento aplica normas, especificaciones y métodos de prueba, empleados a nivel mundial, para verificar la calidad de los combustibles que suministra a las aeronaves , destacó en un comunicado.

empresas@eleconomista.mx