A pesar de ser el único segmento que ha mantenido constante el incremento en sus precios y de la competencia que han ejercido los operadores over the top, como Netflix, a marzo del 2018 el total de accesos al servicio de tv de paga fue de 22.6 millones, lo que implica un incremento de 1.5% con respecto del total de accesos reportados en marzo del 2017.

De acuerdo con datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la penetración del servicio a nivel nacional se mantuvo en 67 accesos por cada 100 hogares de marzo del 2017, al mismo mes del 2018. En el 2017, el número de acceso creció 2% respecto al primer trimestre del 2016 y el número de acceso era de 20 millones.

El IFT dio a conocer, con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que por undécima quincena consecutiva en lo que va del 2018, los precios del servicio de televisión de paga se mantienen al alza.

Hasta la primera quincena de junio, el precio del servicio de TV de paga registró un aumento de 3.1%, siendo éste el mayor en lo que va del año. En febrero pasado, la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares que elabora el Inegi, reportó que, en el 2017, 16 millones 897,001 hogares tenían contratado un servicio de TV paga, pero en el 2016 hubo 17 millones 339,206 hogares, una diferencia de poco más de 400,000 hogares.

Por lo que, en el 2017, por primera vez desde el 2009, no hubo incremento en el número de hogares que tienen contratado el servicio de TV de paga, según los datos del Inegi.

Desde finales del año pasado, The Competitive Intelligence Unit (The CIU) previó que, de mantenerse la volatilidad en el tipo de cambio, impulsada principalmente por la incertidumbre ante la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, se impactarían los costos de despliegue de infraestructura de servicios de telecomunicaciones, los precios de los servicios al usuario final, principalmente en tv de paga, así como en los precios de los dispositivos. La empresa de consultoría también consideró que habría un incremento en el costo de los contenidos y aplicaciones para los operadores, por lo que lo trasladarían a los usuarios. “En los precios de los servicios de tv de paga hay una tendencia al alza, debido a que las empresas adquieren contenidos tasados en dólares”. The CIU proyectó un crecimiento de alrededor de hasta 15% en el segmento de tv de paga, atribuible a los ingresos generados por las campañas políticas y por la transmisión de los partidos del mundial de futbol.

[email protected]