La estabilidad de las calificaciones crediticias de corporativos mexicanos podría verse presionada por riesgos externos provenientes de la crisis de deuda europea y de una posible desaceleración de China, indica Moody’s Investors Service.

En un nuevo comentario, la evaluadora internacional refiere que califica 23 emisores de deuda corporativos en México, de los cuales 19 tienen perspectiva estable y cuatro tienen perspectiva negativa.

Esto indica, señala, que sólo 17% de los emisores calificados podrían experimentar la baja de sus calificaciones en los próximos 12 a 18 meses.

Esperamos que la calidad crediticia de los corporativos mexicanos permanezca estable, en línea con la situación macroeconómica del país , comentó el Assistant Vice President de Moody’s, Alonso Sánchez Rosario.

Sin embargo, dijo, la crisis de deuda soberana que se vive en la actualidad en Europa y la desaceleración de China podrían llegar a generar presión adicional en el desempeño económico de México, lo cual a su vez ocasionarían un deterioro de la calidad crediticia corporativa .

Durante los últimos ocho meses, las calificaciones crediticias han sido estables en México, expuso Moody’s, agencia que califica a 23 emisores en el país, de los cuales sólo tres experimentaron la degradación de sus notas en el periodo de revisión.

Las principales causas de las bajas de calificación fueron la preocupación sobre su liquidez y el deterioro de sus perfiles, como fue el caso de la compañía de telecomunicaciones Axtel, la constructora ICA y el fabricante de papel Scribe.

klm