El sector patronal del país busca que la equidad de género quede plasmada en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) 2.0, con el fin de que la mujer obtenga desarrollo y se le permita acceder a programas de inclusión financiera, construcción de capacidades, liderazgo y emprendimiento.

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) afirmó que el capítulo de género del TLCAN 2.0 podría facilitar el espacio necesario para que los 3 países miembros impulsen marcos regulatorios de políticas públicas y prácticas de equidad de género que busquen la discriminación.

Sostuvo que la igualdad de género es un pilar importante para detonar la competitividad de las empresas mexicanas y por tanto, el desarrollo del país.

De acuerdo con José Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, reducir la brecha de género en la fuerza laboral en un 25% para el 2025, podría impulsar el crecimiento del PIB per cápita acumulado del país en casi 4 puntos porcentuales, y si dicha brecha se redujera a la mitad, podría generarse un aumento acumulado de 8.7 puntos porcentuales en el PIB per cápita del país.