A un año del triunfo de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México, reina la incertidumbre en materia económica, seguridad, migración e infraestructura, aspectos que prenden las alertas para la menor inversión y falta de crecimiento económico, criticó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos.

“No está otorgando certidumbre sino generando una creciente desconfianza” que afecta el desempeño económico, y con el hecho de anular contratos —como los energéticos— meten al país en “terreno resbaloso”, no sólo para el crecimiento económico, sino para retener inversión, refutó el empresario.

“La estrategia en materia energética del gobierno está minando la certidumbre y cumplimiento de la ley y con ello la capacidad para atraer y retener inversión internacional y doméstica. De no cambiarse, México no logrará sus objetivos de crecimiento”, sentenció el líder empresarial.

Alertó que si el gobierno de AMLO detiene las rondas de exploración, la producción petrolera se detendrá afectando severamente las finanzas públicas.

“Cancelar contratos firmados por gobiernos anteriores sólo porque el gobierno actual los considera injustos crea más problemas que beneficios. El gobierno y el sector privado sólo pueden cooperar de forma productiva si existe la certeza de que, aun ante un cambio de administración, los contratos acordados serán respetados”, acotó De Hoyos.

Recordó que la semana pasada, la CFE intentó anular contratos celebrados con TransCanada e IEnova en la construcción del gasoducto Texas-Tuxpan. Este proyecto representa una inversión de 2,500 millones de dólares y tiene la capacidad de transportar 2,600 millones de pies cúbicos diarios de gas natural. Su desarrollo permitiría aumentar en 40% la distribución de gas natural en México.

Las recientes acciones del gobierno están creando incertidumbre para la inversión internacional, sostuvo el presidente de la Coparmex. En tanto, el presidente la Concanaco, José Manuel López, pugnó al jefe del Ejecutivo pasar de los planes a los hechos, en donde defina prioridades, puesto que los recursos son limitados.

“Hay condiciones necesarias, pero no suficientes, para alcanzar un crecimiento anual de 4% del Producto Interno Bruto, como se propone en el Plan Nacional de Desarrollo, debido a la demora en la aplicación del gasto público, la disminución de la inversión pública y privada, y la desaceleración de la economía global”, enfatizó.

El gobierno federal debe cumplir los compromisos ya asumidos, no se puede pasar el sexenio con más y más planes, pues es necesario definir las prioridades, ya que los recursos son limitados porque desde la campaña electoral se comprometió el actual presidente de México a no aumentar los impuestos, a manejar un presupuesto sin déficit y no contraer deuda para el erario, destacó el presidente de la Concanaco.

“La posible anulación de estos contratos, otorgados a través de una licitación pública internacional, ha ocasionado reacciones negativas de forma inmediata. El embajador de Canadá declaró su preocupación públicamente en Twitter. Asimismo, España, Japón y Alemania ya se encuentran monitoreando el tema, pues de generalizarse la anulación de contratos también serían afectados”, mencionó el líder la Coparmex.

Advirtió que una de las condiciones necesarias para el crecimiento económico es la inversión privada, por lo cual, el actual gobierno debe promover una estrategia energética que genere certidumbre y cumplimiento de la ley.

Gustavo de Hoyos estableció que las alianzas con capitales privados no deben ser evaluadas desde un punto de vista ideológico, sino pragmático, ya que sólo así se tomarán decisiones en favor de todos los mexicanos.

[email protected]