El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gerardo Gutiérrez Candiani, informó que a partir de julio próximo la iniciativa privada estará en posibilidades de presentar su propuesta de reforma fiscal.

La intención, explicó, es tenerla antes de que inicie el siguiente periodo del Congreso para que se incluya en la agenda legislativa, por lo que actualmente cada una de las cámaras trabaja con sus respectivas comisiones fiscales para 'afinarla' y presentarla a través del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En conferencia de prensa, consideró que será a fines de junio cuando se tenga una propuesta consensuada para apoyar el crecimiento económico del país, así como a las propias empresas y generar más empleos, para después comenzar el cabildeo con diferentes sectores.

'Vamos a salir con una propuesta muy sólida que va a permitir dar seguridad jurídica, que sea simplificada, que realmente se tenga mayor recaudación de impuestos, pero con una disminución de los gravámenes, que sea más equitativa', puntualizó.

De no contar con ésta reforma, dijo, al igual que con la laboral, la política y la energética, el país seguirá 'teniendo debilidades de largo plazo'.

Hay un 'embudo' que no permite avanzar en los temas realmente importantes en el país, consideró, por lo que el sector privado seguirá abogando por un periodo extraordinario que destrabe las reformas pendientes.

Cumbre empresarial

Por otra parte, Gutiérrez Candiani, habló también de la tercera Cumbre Empresarial de la Unión Europea y América Latina y el Caribe de Madrid, sobre innovación y tecnología, y la relación entre empresarios y gobiernos de Iberoamérica.

Ahí se dijo que 71.5% de una muestra de 1,500 empresarios de ésta región consideran que el sector privado tienen una regular, escasa o nula influencia en el diseño de las políticas públicas.

También se informó que 65% de los empresarios de América Latina y españoles creen que su contacto con sus gobiernos es regular, escaso o nulo; mientras que 75% opina que las políticas exteriores gubernamentales no están en línea con los objetivos empresariales.

apr