Frente a la crisis de inseguridad y criminalidad que padece México, la Coparmex acompañada de organizaciones civiles y académicas, hizo un llamado a la concordia y la reconciliación nacional para trabajar en una agenda sexenal de seguridad y justicia 18.24.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, afirmó que la gran deuda que deja el gobierno de Enrique Peña Nieto y el Congreso actual es el creciente nivel de inseguridad y corrupción, así como los crímenes a diario.        

Al presentar la Agenda de Seguridad y Justicia. México 18.24, De Hoyos convocó a todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso a trabajar de cerca y analizar cuál es el mejor modelo para recuperar y construir un nuevo andamiaje constitucional que permita recuperar la justicia y la Paz.

“Si algo queda a deber el gobierno federal, es en materia de estado de derecho, corrupción e impunidad. De ahí surge esta agenda para los próximos 6 años”. 

Abundó que las próximas autoridades tendrán el desafío de hacer las transformaciones. “Exigimos que quien triunfe el próximo 1 de julio, ponga en marcha el andamiaje que se requiere. Esto es, los poderes Ejecutivo y legislativo”.

Alejandro Martí, presidente de la organización SOS, mencionó: este fenómeno que “nos flagela” obliga a darle respuesta desde las distintas trincheras.

“El próximo presidente del país  tiene la obligación de gobernar, dejando atrás y con una perspectiva de seguridad y justicia más robusta y una estrategia mucho más eficiente y efectiva de lo que hemos visto hasta ahora”.