La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) llamó a impulsar las reformas estructurales y a someter a revisión los puntos críticos de la economía mexicana.

Al señalar que México es considerado por organismos multilaterales como una de las grandes promesas entre las economías emergentes, el dirigente del organismo patronal, Alberto Espinosa, propuso revisar los subsidios en el país, pues tan sólo en el rubro energético cuestan hasta 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB).

En el caso de la gasolina, señala, el beneficio a un sector importante de la población no compensa el impacto colateral en términos ecológicos y de desarrollo.

En el marco de la próxima reunión de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que se realizará el 22 de mayo próximo en París, sostuvo que otro punto crítico es la debilidad de los ingresos fiscales, con la más baja recaudación como porcentaje del PIB entre los países miembros el organismo multilateral.

En su más reciente estudio sobre México, la OCDE reconoce que el gobierno mexicano ha realizado esfuerzos significativos para poner fin a las lagunas tributarias en los últimos años e incrementar la capacidad recaudatoria, donde destaca la introducción del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) en 2008.

En este sentido, recomienda la eliminación de exenciones, excepciones y privilegios fiscales, lo que ayudaría a ampliar la base fiscal, incrementaría los ingresos y simplificaría el sistema tributario, reduciendo así las oportunidades de evasión y elusión.

En educación se necesita un cambio de paradigma, reorientar esfuerzos, programas y presupuesto público para mejorar la calidad del sistema en todos los niveles, midiendo los avances con parámetros internacionales.

La OCDE identifica retos mayúsculos de largo plazo, como la viabilidad del sistema de salud y seguridad social, y afirma que las reformas laboral y energética son indispensables para la economía mexicana.

El próximo 22 de mayo se realizará en París la reunión ministerial y el Foro de la OCDE, en los que se analizarán los nuevos retos para construir una economía mundial más incluyente, abatir la corrupción, enfrentar el incremento en los costos de bienes y servicios y el efecto de los recortes sociales.

Este es el momento de impulsar los cambios. La OCDE volverá a entregarnos sus diagnósticos, lo que hace falta es voluntad y compromiso para hacer las reformas que urgen; tenemos muchas alternativas para potenciar nuestro crecimiento , dijo Alberto Espinosa en el documento semanal Señal Coparmex .

Esta semana México cumple 18 años como miembro de la OCDE. Pertenecer a este bloque nos debe motivar a dejar de ser una economía emergente, consolidando el camino hacia el primer mundo, expuso.

Sin embargo, nos falta mucho por avanzar; la OCDE recientemente nos ha señalado áreas de oportunidad en las que estamos obligados a implementar cambios de fondo: educación, subsidios generalizados, sistema hacendario y el marco jurídico del mercado laboral , añade.

apr