La prioridad de México será centrarse en alcanzar una negociación para la modernización del TLCAN de calidad y largo alcance, que esté por encima de plazos perentorios o presiones políticas, afirmó Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

México retomará los trabajos con los equipos técnicos de Estados Unidos y Canadá, a fin de que permita alcanzar los mejores acuerdos, en la modernización del comercio y crecimiento de la inversión de la región de Norteamérica, aseguró.

A través de un mensaje, el líder del sindicato de los patrones de México reiteró su llamado al gobierno mexicano a privilegiar la calidad, idoneidad, visión de largo alcance y eficiencia en el logro de acuerdos, en beneficio de la región, por encima de presiones o plazos impuestos.

“El nuevo TLCAN deberá reflejar un acuerdo progresista, de vanguardia con respecto a cooperación internacional en términos de comercio e inversión y un arreglo que salvaguarde los principios de reciprocidad y trato de nación más favorecida que sirvan como base para modernizar integralmente el comercio y la inversión en la región”, pugnó De Hoyos.

Recordó que a lo largo de los últimos días se han fijado varias fechas límite para lograr un acuerdo en común entre los tres países miembros del TLCAN. Sin embargo, aun cuando el Congreso estadounidense marcó el 17 como límite para poder aprobar el acuerdo en principio, las negociaciones continuarán.