La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la Ciudad de México pidió mayor seguridad en la infraestructura de abastecimiento de energía, a través del endurecimiento en la regulación de los sistemas de distribución de gas rodante y de todo tipo de combustible.

Luego de lamentar l os acontecimientos en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, la Comisión de Energía del organismo, señaló que hoy los habitantes de la capital mexicana se exponen a más de ocho millones 500,00 cilindros de gas en los hogares; 3,800 camiones de reparto de gas LP y 60 plantas de almacenamiento.

Los capitalinos demandamos fuentes de energía seguras y confiables, que no pongan en riesgo la vida de las personas. Los costos de los sistemas obsoletos de distribución y consumo de combustibles con los que convivimos a diario, son demasiado altos, agregó.

Por ello, dijo que los empresarios solicitan a las autoridades del Distrito Federal el fortalecimiento de la regulación de los sistemas de distribución de gas rodante y de todo tipo de combustible, de acuerdo con las mejores y más estrictas prácticas a nivel mundial.

Explosión en Hospital Materno - Infantil del Contadero, en Cuajimalpa

De no hacerlo así, dijo, es cuestión de tiempo para volver a enfrentar hechos como el acontecido en Cuajimalpa.

Por ello, insistió en contar con un interlocutor en materia de energía para la Ciudad de México, como una Secretaría específica del ramo que dicte las políticas energéticas locales, que se encarguen de su adecuada ejecución y del cumplimiento de la norma para los actores involucrados.

Desde la Comisión de Energía de la Coparmex, detalló, seguirán proponiendo e impulsando políticas energéticas integrales que mejoren la calidad de vida de los habitantes del Distrito Federal y garanticen la seguridad de los capitalinos, lo cual representa una necesidad impostergable.

mrc