La disposición del gobierno federal para permitir la inversión privada en petroquímica es la primera señal alentadora para generar confianza entre los inversionistas, sin embargo, falta que la apertura se extienda al resto de las áreas como farmouts (asociaciones público-privadas) y fra farmouts cking (rondas de exploración petrolera), claves para el crecimiento económico de México, confió Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Hacemos un llamado al presidente (AMLO) a que reflexione de manera técnica y no ideológica, sobre la conveniencia de que se exploten los yacimientos disponibles para la compactación hidráulica para la extracción de hidrocarburos en el país”, expresó.

En conferencia de prensa, el dirigente empresarial dio la bienvenida a la mesa en materia energética conformada entre el gobierno federal y el sector empresarial, misma que encabezará Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, bajo la cual se asume el compromiso de permitir inversión privada en petroquímica, con excepción de los proyectos de Pajaritos y Cangrejera.

A decir del presidente de la Coparmex, no sólo en el área de la petroquímica existe interés de invertir, sino que existe una gran oportunidad de extracción en yacimientos como el de Tamaulipas, puesto que es lamentable que sólo Texas esté aprovechando esa actividad con tecnologías, mientras nuestro país incrementa la dependencia de los energéticos Estados Unidos.

“Hay una gran oportunidad que tiene el país para poder aumentar su extracción de manera rápida con base en la flexibilidad que ofrecen las tecnologías, y deberían abrirse a un debate técnico informado sobre las conveniencias que puede tener y el saneamiento financiero del gobierno de usar esta tecnología y no sea descartada de manera dogmática”.