El sector patronal del país pidió a los diputados reasignar 7,000 millones de pesos a los programas de financiamiento para soluciones habitacionales, como parte del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, con el propósito de facilitar el acceso a la vivienda de los trabajadores formales y que es un derecho de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) recordó que el actual gobierno decidió en el PEF 2019 eliminar el programa Acceso al Financiamiento a Soluciones Habitacionales, subsidio que respaldaba a los trabajadores, con lo cual el Programa de Vivienda Social de Infonavit ha caído 38%, generando un desplome en el sector de la construcción y la pérdida de miles de empleos.

“Solicitamos a los Diputados Federales reasignen por lo menos 7,000 millones de pesos al PEF 2020 a los programas de financiamiento para soluciones habitacionales, para que puedan ser utilizados como un complemento a los créditos que otorgan el Infonavit y el Fovissste a sus derechohabientes de más bajos ingresos para adquirir una vivienda”.

En su mensaje semanal La Señal Coparmex, De Hoyos cuestionó que “lamentablemente, hoy el acceso a la vivienda para los trabajadores formales es limitado. Una política de vivienda no se puede reinventar cada 6 años”.

Por ello, al reasignar un presupuesto para incentivar la política de vivienda, los legisladores contribuirían a que se construyeran hasta 72,000 viviendas sociales, e impulsaría la reactivación de la economía y la generación de empleos.

También, agregó el presidente de la Coparmex, abonaría a aumentar la recaudación tributaria, porque “el Gobierno federal podría recuperar íntegramente el monto del recurso señalado a través de la recaudación del ISR e IVA de las empresas constructoras y proveedoras de materiales de construcción que participarían en la edificación de las viviendas”.

Los patrones exhortamos a que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano presente próximamente el Plan Nacional de Vivienda y que contemple un claro enfoque de inclusión.

En Coparmex impulsamos políticas públicas que, con mecanismos probados, permitan que más trabajadores formales de México tengan un acceso a la adquisición de una mejor vivienda.

Gustavo de Hoyos insistió que el haber eliminado el Programa de Acceso al Financiamiento a Soluciones Habitacionales afectó gravemente a los trabajadores formales, especialmente a los que están en situación de vulnerabilidad, ingresando menos de 2.8 UMAS; es decir, un salario mensual de 7,191.8 pesos.