El papel de México como líder del Grupo de las 20 economías líderes en el mundo (G-20) puede ser trascendental, puesto que gracias a su control y solidez macroeconómica puede pasar de la buena disposición a la cooperación internacional efectiva, consideró el sector empresarial mexicano.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), organismo integrante del B-20 (grupo de empresarios del G-20), dijo que una vez que concluyó el Foro de Davos con grandes pendientes, como el empleo, en Los Cabos, México se tiene el potencial para hacer contribuciones en la agenda internacional, orientadas a la estabilización económica.

Si nos lo proponemos, podemos hacer la diferencia: pasar de la buena disposición a la cooperación internacional efectiva; impulsar acuerdos y compromisos que generen confianza y respuestas estructurales a las nuevas realidades y retos globales , estableció.

La cumbre del G-20 en Los Cabos se llevará acabo del 18 al 19 de junio, paralelo al encuentro del Business 20, en el que son una oportunidad irrepetible para nuestro país.

La Coparmex participa dentro del Comité Organizador del B-20, en donde empresarios mexicanos podrán participar en la discusión sobre las tendencias y las políticas públicas globales al más alto nivel, en interacción con mujeres y hombres de empresa de 19 países, más la Unión Europea.

Los líderes empresariales concentraremos las discusiones alrededor de temas como crecimiento verde, anticorrupción, tecnologías de la información, comunicación e innovación, seguridad alimentaria, inversión y comercio, empleo y dimensión social , mencionó el líder patronal de México.

Y es que, Gerardo Gutiérrez refirió que los cambios que enfrenta el mundo, están rebasando la capacidad de gobiernos, instituciones internacionales, agentes económicos y las personas, lo cual provoca un malestar creciente entre la población.

Existe confusión y desánimo ante la lentitud, indecisión y bandazos en las políticas y reacciones de las autoridades nacionales e internacionales… La incertidumbre va más allá del corto plazo y de la volatilidad en los mercados financieros; se percibe una falta de rumbo y de sentido: de hacia dónde va la economía global , consideró.

lgonzalez@eleconomista.com.mx